Mantenga un Peso Corporal Adecuado

Las mujeres que son muy delgadas, así como aquellas que tienen sustancial sobrepeso, podrían tener problemas de fertilidad. El bajo peso corporal altera la función hormonal y puede causar anovulación (no tener ovulación) y amenorrea (la ausencia de un periodo menstrual). Tener sobrepeso también puede alterar los niveles hormonales y puede conllevar a ciclos menstruales irregulares.

Antes de intentar cambiar su peso, usted debería considerar a su profesional en el cuidado de la salud, quien le podría recomendar una canalización con un dietista. Los dietistas son profesionales de salud capacitados que le pueden ayudar a determinar cuál rango de peso es adecuado para usted y el mejor plan para llegar a ese peso. Cuando usted se embarace, el consumir una dieta saludable y balanceada en los meses previos al embarazo puede ayudar a apoyar un embarazo saludable.

Deje de Fumar

Evite el Exceso de Alcohol

El beber de manera crónica y abundante afecta negativamente la función ovárica y puede conllevar a ciclos menstruales irregulares, pérdida de ovulación, y cese de menstruación. Incluso beber moderadamente (cinco o menos bebidas a la semana) se ha asociado con índices reducidos de concepción y un riesgo incrementado de aborto espontáneo. Recuerde que beber cualquier cantidad durante el embarazo incrementa la probabilidad de defectos congénitos.

Planee la Actividad Sexual Según la Ovulación

Es más probable que la concepción ocurra cuando usted tiene relaciones sexuales en los días que rodean a la ovulación. Usted puede averiguar cuándo está ovulando al tomar su temperatura corporal (en reposo, cuando se despierta primero) y registrarla en una tabla. Su temperatura desciende justo antes de la ovulación, y después aumenta en la ovulación y permanece elevada durante la segunda mitad de su ciclo y a lo largo del embarazo. Considere comprar un calendario de ovulación para ayudarle a calcular sus momentos de ovulación. También hay equipos disponibles en farmacias que predicen la ovulación al examinar su orina para detectar el aumento de hormona LH que ocurre justo antes de la ovulación.

Controle el Estrés y la Depresión

La depresión y los altos niveles de hormonas de estrés pueden afectar la función ovárica. Trate de desarrollar un sistema para controlar el estrés y la depresión, ya sea mediante ejercicio regular, yoga, o actividades de entretenimiento satisfactorias. Para ayudar a reducir el estrés mental y emocional en su vida, considere aprender ejercicios de relajación, yoga o tai chi, o hablar con un asesor acerca de problemas o relaciones estresantes en su vida. Hable con su profesional en el cuidado de la salud acerca de cuáles opciones para controlar el estrés pueden ser mejores para usted, y solicite una canalización a un programa para controlar el estrés.

Cuándo Contactar a Su Profesional en el Cuidado de la Salud

    
  • Si usted no está segura si necesita aumentar o perder peso
  • Si usted necesita ayuda con:     
  • Diseñar una dieta saludable balanceada
  • Dejar de fumar
  • Abstenerse del alcohol
  • Determinar cuándo ocurre la ovulación durante sus ciclos
  • Depresión u otros trastornos del estado de ánimo