El tratamiento y control de la incontinencia urinaria pueden involucrar sencillos ejercicios, medicamentos, cambios en el estilo de vida, o cirugía. El objetivo del tratamiento es detener la fuga de orina, o al menos minimizar ésta y las complicaciones que surgen a partir de ella.

El tratamiento involucra lo siguiente: