Con frecuencia, la incontinencia urinaria es un síntoma de otra condición. No siempre se puede prevenir. Las mujeres pueden reducir sus probabilidades de desarrollar incontinencia por esfuerzo al hacer ejercicios Kegel . Esto es especialmente útil en mujeres que han dado a luz, debido a que el parto debilita los tejidos alrededor de la vejiga.