No hay cura para el IBS. Sin embargo, muchas personas pueden controlar sus síntomas con modificaciones en el estilo de vida, control del estrés, medicamentos, y tratamientos alternativos. Por lo tanto, el objetivo del tratamiento es minimizar sus síntomas y el efecto que éstos tienen sobre su vida. El tratamiento involucra lo siguiente:

En este momento no hay procedimientos quirúrgicos para tratar el IBS.