El CFS lo puede hacer sentir desamparado, culpable, confundido, enojado, triste, o despreciable. A medida que sus síntomas persisten, usted podría encontrar que su familia, amigos, y patrón se están volviendo impacientes. Usted podría tener que lidiar con personas que no entienden que los síntomas no están "en su cabeza". Aunque existen muchas cosas que usted necesita hacer, podría sentir que no tiene la fuerza mental o física que se requiere para hacerlas.

Durante este tiempo, usted necesita cuidarse bien y hacer algunos ajustes en su estilo de vida. Éstos son algunos consejos:

    
  • Tómelo con calma.
  • Elija actividades moderadas.
  • Haga ajustes necesarios con el trabajo y la escuela.
  • Solicite el apoyo de otras personas.
  • Haga cambios para aliviar condiciones asociadas con CFS.
  • Tómelo con Calma

    Algunos días usted se sentirá mejor que otros. En los buenos días, usted podría compensar todas las cosas que no puede hacer en los días cuando tiene menos energía. Al final del día, usted está agotado, y entonces pasa los siguientes dos días en cama. Cuando usted tiene otro día bueno, el patrón se repite.

    En lugar de presionarse y terminar agotado, trate de tomarlo con calma. Esto significa que usted necesita "escuchar a su cuerpo." A la primera señal de advertencia de fatiga, dolor, o malestar, detenga lo que esté haciendo y descanse. Recuéstese en un lugar tranquilo con sus ojos cerrados. Alterne sus actividades con periodos de descanso. Si usted está muy enfermo, sus periodos de actividad serán cortos (posiblemente tan cortos como de cinco minutos) y sus periodos de descanso serán mucho más largos. A medida que usted se sienta mejor, sus periodos de actividad serán más largos y sus periodos de descanso serán más cortos.

    Elija Actividades Moderadas

    Si usted era muy activo antes de su enfermedad y participaba en deportes competitivos, podría ser difícil que usted elija actividades que no requieran tanta energía. Así que elija algunas actividades que usted disfrute, pero hágalas con moderación. Es bueno algo de ejercicio, incluso si sólo es estiramiento. Cuando usted está enfermo no es el mejor momento para participar en deportes competitivos. En lugar de hacer muchas actividades físicas, probablemente éste es un buen momento para concentrarse en algunos pasatiempos antiguos o nuevos que requieran menos esfuerzo físico.

    Haga Ajustes Necesarios Con el Trabajo o Escuela

    Usted podría o no ser capaz de continuar trabajando de tiempo completo, o incluso de medio tiempo, dependiendo de la severidad de su enfermedad. Discuta esta situación con su patrón y vea si puede reducir sus horas de trabajo. Las horas perdidas de trabajo pueden tener un considerable efecto financiero. Trate de estar preparado para limitar o compensar los ingresos perdidos. Usted podría recibir beneficios en sus ingresos parciales o totales por incapacidad a través de su patrón, un plan privado, o the Social Security Administration. Usted debería estar consciente de que éste es un proceso largo y que las ganancias por incapacidad podrían ser considerablemente menores a su salario.

    Si usted está en la escuela, vea si es posible tener un profesor particular o tener clases en casa, o asistir medio tiempo a la escuela. Es mejor ir despacio y permitir que su cuerpo sane gradualmente, en lugar de realizar más trabajo del que pueda completar exitosamente, y en el proceso, empeore su condición médica.

    Solicite el Apoyo de Otras Personas

    Su pareja, familia, amigos, e incluso su patrón y colegas del trabajo probablemente tendrán que hacer ajustes. Es importante que ellos sepan el nombre y naturaleza de su enfermedad para que puedan brindar apoyo y le ayuden a superar problemas.

    Haga Cambios para Aliviar Condiciones Asociadas con CFS

    Usted podría necesitar hacer cambios en su dieta para aliviar algunos problemas como alergias a alimentos y problemas gastrointestinales. Una dieta bien balanceada le puede ayudar a sentirse mejor. Si es un problema el dormir adecuadamente, hable con su médico acerca de las opciones de tratamiento como cambios en el estilo de vida y el uso de medicamentos. Si usted tiene problemas con el dolor y movilidad, consulte a su médico acerca de una canalización con un terapeuta físico u ocupacional.