Su médico podría recomendar que usted se someta a cirugía sinusal si usted:

    
  • Tiene sinusitis crónica
  • Tiene sinusitis que se repite frecuentemente
  • Tiene poco o nulo alivio por los tratamientos
  • Ha desarrollado complicaciones de la sinusitis
  • Tratamientos quirúrgicos incluyen los siguientes:

    Cirugía Sinusal Endoscópica Funcional (FESS)

    Esta operación se realiza usando un endoscopio, un tubo flexible con una luz en un extremo. El tubo se ensarta dentro de su nariz y hacia arriba dentro de las aberturas sinusales. Usando esta técnica, sus senos nasales se pueden drenar y las aberturas sinusales se pueden agrandar, permitiendo un mejor drenaje en el futuro. Si se descubren pólipos (crecimientos benignos) durante esta cirugía, éstos se pueden extirpar. Este tipo de cirugía sinusal tiene un alto índice de éxito y un bajo índice de complicaciones. Además, el tiempo de recuperación es mínimo y por lo general no es complicado.

    Cirugía Sinusal Abierta Convencional

    La cirugía sinusal convencional abierta también se usa para agrandar los senos nasales para un mejor drenaje. Los revestimientos sinusales infectados se pueden retirar durante este procedimiento. Ahora que la FESS es un método tan exitoso, este tipo de cirugía se usa muy rara vez. La cirugía sinusal convencional tiene un índice más alto de complicaciones y mayor tiempo de recuperación. En general, si se recomienda que usted se someta a cirugía sinusal convencional, debería recibir una segunda opinión para asegurar que la FESS no es la opción preferible.