Una nueva vacuna , Zostavax, ha sido aprobada por la FDA para su uso en la prevención de herpes zóster en aquellas personas de 60 años de edad y más. En estudios clínicos, ésta redujo el riesgo de desarrollar herpes zóster aproximadamente en un 50%. Personas con un historial de anafilaxis (un tipo de reacción alérgica muy mala) a la neomicina no deberían recibir esta vacuna. Además, evitar el estrés y fatiga excesivos en teoría podría ayudar a prevenir un brote.