Opciones quirúrgicas para el tratamiento de cáncer de próstata incluyen:

    
  • Prostatectomía
  • Orquiectomía
  • Criocirugía
  • Prostatectomía

    A la extirpación quirúrgica de la glándula prostática se le llama prostatectomía . Éste es un tratamiento común para el cáncer de próstata. La extirpación de la glándula prostática puede causar impotencia e incontinencia urinaria. Los dos métodos usados comúnmente para extirpar la próstata son:

    Prostatectomía Retropúbica Radical

    El cirujano hace una incisión a través de la piel de la parte inferior del abdomen y extirpa la glándula prostática y nódulos linfáticos circundantes. Técnicas más recientes (prostatectomía que deja el nervio) podrían permitir que los cirujanos eviten cortar dentro de los nervios cercanos que controlan las erecciones.

    Prostatectomía Perineal Radical

    Esta forma de prostatectomía no es tan común como la prostatectomía retropúbica radical. Para este procedimiento, el cirujano hace una incisión en el perineo, que es la piel entre su recto y escroto, y extirpa la próstata pero no los nódulos linfáticos.

    Orquiectomía

    Orquiectomía es la extirpación de los testículos. El cirujano extirpa los testículos a través de una incisión en la piel del escroto. Este procedimiento se realiza para eliminar la principal fuente de hormonas masculinas en el cuerpo y se considera un tipo de terapia hormonal. Por lo general, se usa para controlar cáncer de próstata metastásico que responde a hormonas.

    Terapias hormonales por prescripción están disponibles como alternativas a la orquiectomía. Su cirujano podría recomendar una orquiectomía u hormonas inyectables (u orales) cuando el cáncer de próstata es convenientemente grande, involucra los nódulos linfáticos, o se ha propagado más allá de la pelvis. Este tratamiento no se debería ofrecer para el cáncer en etapa temprana.

    La orquiectomía podría causar impotencia y deseo sexual reducido, así como bochornos, sensibilidad de los senos, y osteoporosis .

    Criocirugía

    Criocirugía es el congelamiento de áreas anormales de la glándula prostática. El cirujano inserta una herramienta a través de la piel entre el ano y el escroto hasta que llega a la próstata. La herramienta permite que un químico congele las áreas anormales de la próstata. Se coloca un catéter a través de la parte baja del abdomen dentro de la vejiga para drenar orina durante una a dos semanas después de la cirugía.

    Nota: Aunque la criocirugía se realiza en muchos centros en este país, su uso actual se limita a medida que otros procedimientos mínimamente invasivos (braquiterapia) se han vuelto más populares.

    La criocirugía podría causar impotencia, así como sangrado, aparición de moretones, e inflamación temporal del pene y escroto.