El propósito de la revisión es el diagnóstico y tratamiento tempranos. Los exámenes de revisión por lo general se administran a personas sin síntomas presentes, pero que podrían estar en alto riesgo de ciertas enfermedades o condiciones.

Desde la década de 1990, cuando comenzó la revisión para cáncer de próstata con examinación rectal digital y el examen sanguíneo PSA, se han diagnosticado muchos más casos de cáncer de próstata y el índice de mortalidad a causa de cáncer de próstata ha disminuido. Sin embargo, los médicos aún no están seguros si estas tendencias son un resultado directo de los métodos de revisión.

The American Urological Association y American Cancer Society recomiendan la revisión para todos los hombres de 50 años de edad y mayores. Sin embargo, otras organizaciones médicas profesionales no recomiendan la revisión de rutina para el cáncer de próstata para todos los hombres.

Más bien, ellos sugieren que la decisión de revisar se debería basar en sus factores de riesgo y discusión con su médico; especialmente para hombres entre 50 y 65 años de edad. Este debate sobre la revisión basada en PSA probablemente tardará muchos años en madurar; mientras tanto, usted debería discutir sus asuntos específicos con su médico de cuidado primario o urólogo.

Exámenes de Revisión

Se usan dos exámenes de rutina para revisar la presencia de cáncer de próstata:

Examen Rectal Digital

Un examen rectal digital se realiza en el consultorio de su médico, con frecuencia como parte de un examen físico de rutina. El médico inserta un dedo enguantado y lubricado dentro del recto y siente los contornos de su próstata a través de la pared rectal. Usted no debería sentir dolor durante el examen, pero podría sentir presión ligera. Usted también se podría sentir un poco nervioso o ansioso; respire lenta y profundamente para ayudarle a relajarse. Si hay un tumor en la glándula prostática, y es lo suficientemente grande, el médico podría sentirlo. Sin embargo, algunos cánceres podrían ser tan pequeños que no se pueden sentir en una examinación.

Examen de Antígeno Prostático Específico (PSA)

Este examen mide los niveles de PSA en su sangre. El PSA es un químico producido en la glándula prostática y se libera dentro del torrente sanguíneo. Cuando la glándula prostática se agranda, el nivel de PSA liberado incrementa. El nivel de PSA también incrementa a medida que usted envejece y después de la actividad sexual. Por lo tanto, su médico le podría pedir que se abstenga de la actividad sexual durante dos días antes de la prueba.

Algunas veces, los médicos observan medidas de laboratorio especializadas del PSA llamadas PSA libre de porcentaje, velocidad de PSA, y densidad de PSA. Aunque el examen PSA es altamente específico para cáncer de próstata, no es totalmente un diagnóstico por sí mismo. También podrían ocurrir elevaciones de PSA como resultado de inflamación de la próstata y transitoriamente después de la eyaculación. Si su PSA es elevado, su médico podría sugerir ya sea que se repita el examen, o bien que se lleve a cabo examinación adicional, particularmente biopsia, para determinar más específicamente si está presente un cáncer.