Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Es posible desarrollar PMS con o sin los factores de riesgo listados a continuación. Sin embargo, mientras más factores de riesgo tenga, será mayor su probabilidad de desarrollar PMS. Si usted tiene numerosos factores de riesgo, pregunte a su médico lo que puede hacer para reducir su riesgo.

El PMS se encuentra en mujeres por todo el mundo. Hasta el 40% de las mujeres en sus años reproductivos experimentan algunos de los síntomas físicos y emocionales del PMS. Los siguientes factores incrementan el riesgo:

Edad

El PMS es más común entre los 25-40 años de edad.

Factores Psicológicos

Las mujeres con depresión son más propensas a tener PMS que aquellas que no tienen depresión. Tener un trastorno de la personalidad también podría incrementar el riesgo de una mujer de desarrollar PMS.

Estrés

Se cree que el estrés desempeña una función en la severidad de los síntomas de PMS.

Factores Alimenticios

Los niveles bajos de ciertas vitaminas y minerales, particularmente magnesio, manganeso, y vitamina E, podrían incrementar el riesgo de una mujer de desarrollar PMS. El riesgo de PMS también es más alto en mujeres que comen muchos alimentos salados, lo cual puede conllevar a retención de líquidos, y en quienes comen muchos azúcares simples (caramelos, bebidas dulces), lo cual podría causar cambios en el estado de ánimo y fatiga.