Los síntomas de osteoartritis incluyen los siguientes:

    
  • Dolor en la articulación     
  • Las articulaciones afectadas más comúnmente son aquellas de la rodilla, cadera, mano, o columna
  • El dolor por lo general incrementa cuando la articulación se usa o se tensa
  • El dolor por lo general disminuye al descansar la articulación
  • Se podría describir como un dolor sordo y molesto, o una sensación aguda y punzante
  • Rigidez     
  • La rigidez puede hacer que las actividades diarias sean difíciles, como el agacharse para recoger algo, ponerse los zapatos, abrir una jarra, caminar, o subir escaleras.
  • Es común que la rigidez sea lo primero que ocurra en la mañana, por lo general durante menos de 30 minutos después que retoma su actividad.
  • La rigidez después de cualquier periodo de inactividad es común (como después de permanecer inmóvil durante un par de horas en un cine o en un avión).
  • La rigidez reduce su rango de movimiento, de manera que usted no pueda doblar o relajar una articulación tanto como podría hacerlo normalmente.
  • Usted podría tener una sensación de inestabilidad en la articulación. Por ejemplo, su rodilla podría sentirse como si se fuera a doblar por debajo de usted.
  • Usted podría sentir o escuchar un sonido chirriante o de crujido cuando dobla o relaja su articulación.
  • Su articulación podría desarrollar una apariencia anormal:     
  • Podría parecer inflamada, roja, hinchada.
  • Podría parecer desalineada o deforme.