El tratamiento para el trastorno obsesivo-compulsivo (OCD) está diseñado para cubrir sus necesidades particulares. La mayoría de psiquiatras y terapeutas de la conducta creen que una combinación de terapia conductual (que consiste de exposición y prevención de respuesta) y medicamentos es el enfoque más efectivo para tratar el OCD.

Terapia Conductual

La terapia conductual le puede ayudar a modificar y ganar control sobre su comportamiento. Una técnica llamada exposición y prevención de respuesta es especialmente útil para tratar los síntomas de OCD. Con este enfoque, usted es expuesto deliberada y voluntariamente a objetos o ideas temidos, ya sea directamente o mediante la imaginación. Después, con su permiso, a usted se le desanima o se evita que se lleve a cabo su conducta compulsiva típica.

Por ejemplo, si usted se lava las manos compulsivamente, se le podría pedir que toque un objeto que usted cree que está contaminado y después se le niega la capacidad para lavarse durante varias horas. Si el tratamiento funciona, usted experimentará gradualmente menos ansiedad por sus pensamientos obsesivos y podría abstenerse de comportamientos compulsivos durante periodos progresivamente más prolongados de tiempo.

Se ha descubierto que la terapia conductual tiene beneficios duraderos. Los mejores resultados ocurren si se cubren las siguientes condiciones:

    
  • El terapeuta está bien capacitado en la terapia conductual particular que se use.
  • Usted es altamente motivado.
  • Su familia (si está involucrada) es cooperativa.
  • Usted asiste a las sesiones regularmente.
  • Usted termina las tareas en el hogar y termina el curso del tratamiento.
  • Terapia Cognitiva

    La terapia cognitiva le ayuda a cambiar patrones de pensamiento que sean improductivos y dañinos. Este tipo de terapia le ayuda a examinar sus sentimientos y a separar los pensamientos realistas de los irreales y los pensamientos útiles de los inútiles. Como la terapia conductual, la terapia cognitiva le ayuda a obtener un mejor sentido de control sobre su vida.

    Terapia Cognitiva-Conductual

    La terapia cognitiva-conductual es una combinación de terapia cognitiva y conductual. Con este tipo de terapia, usted examina sus sentimientos y patrones de pensamiento, aprende a interpretarlos en una manera más realista, y aplica estrategias conductuales.