Si usted tiene trastorno obsesivo-compulsivo (OCD), sus comportamientos obsesivos-compulsivos son lo suficientemente extremos para interferir con su vida cotidiana. Éste no es el mismo comportamiento "compulsivo" que muchas personas muestran normalmente, como los altos estándares de rendimiento, perfeccionismo, y organización en el trabajo y actividades recreativas. La "compulsividad" normal con frecuencia sirve como un propósito valioso, contribuyendo al autoestima de una persona y al éxito en el trabajo. Por otra parte, el OCD involucra obsesiones y rituales que son muy inquietantes e interfieren con el funcionamiento diario.

Por lo general, el OCD se basa en lo siguiente:

Valoración Inicial

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Esto se puede llevar a cabo con una entrevista y/o cuestionario estructurados. Usted también podría recibir una valoración psicológica. El OCD se podría diagnosticar si los síntomas especificados consumen al menos una hora cada día y/o provocan angustia emocional y alteración en el funcionamiento. Cuando usted tiene OCD, los síntomas son lo suficientemente perjudiciales para causar problemas en la escuela, trabajo, y/o en la familia y relaciones con compañeros.

Evaluación de Otros Trastornos Mentales y Neurológicos

Otros trastornos psiquiátricos como depresión , trastorno de ansiedad generalizado , síndrome de Tourette (un trastorno neurológico), trastornos alimenticios (como anorexia y bulimia ), trastorno por déficit de atención e hiperactividad (ADHD) , y trastornos de la personalidad, con frecuencia ocurren con el OCD. Usted podría ser examinado para detectar estos y otros trastornos psiquiátricos.