Un factor de riesgo es aquello que incrementa las probabilidades de contraer una enfermedad o condición.

Es posible padecer obesidad tanto si presenta los factores de riesgo que se indican a continuación o no. Sin embargo, cuantos más factores de riesgo presente, mayores serán las probabilidades de padecer obesidad. Si usted tiene varios factores de riesgo, pregunte a su médico qué puede hacer para reducir su riesgo.

Los factores de riesgo para obesidad incluyen:

Dieta Deficiente

Los siguientes hábitos alimenticios pueden aumentar el riesgo de obesidad:

    
  • Tener una dieta que incluya alimentos con alto contenido calórico y bajo contenido de nutrientes.
  • Consumir más calorías de las que quema todos los días.
  • Comer rápido o cuando se siente satisfecho.
  • Consumir bebidas con alto contenido calórico, como refrescos edulcorados con azúcar o bebidas alcohólicas.
  • Es posible que los niños también corran el riesgo de padecer obesidad si no comparten las comidas regulares con la familia.

    Falta de sueño

    No dormir lo suficiente puede poner a los niños en riesgo de ser obesos. ¿Cuántas horas de sueño necesitan los niños? Estas son las recomendaciones generales:

        
  • Niños de 5 años o menos: al menos, 11 horas
  • Entre 5 y 10 años: al menos, 10 horas
  • 10 años o más: al menos, 9 horas
  • Falta de Actividad Física

    Si no hace suficiente actividad física, es probable que queme menos calorías de las que consume por día, lo que aumenta el riesgo de padecer obesidad. En el caso de los niños, hacer muy poco ejercicio y pasar demasiado tiempo frente al televisor o la computadora puede elevar el riesgo de aumentar de peso y padecer obesidad.

    Trabajar Turnos Variados

    El trabajar turnos a diferentes horas del día y de la noche incrementa su riesgo de volverse obeso.

    Condiciones Médicas y Medicamentos

    Ciertos medicamentos y desequilibrios hormonales, como el hipotiroidismo y la enfermedad de Cushing, aumentan el riesgo de obesidad.

    Tabaquismo

    Si fuma y desea dejar de hacerlo , quizá le preocupe aumentar de peso. Tenga en cuenta que puede superar ese aumento de peso si reduce la cantidad de calorías que consume y hacer más ejercicio. En general, los beneficios para la salud al dejar de fumar exceden por mucho el riesgo de aumentar de peso.

    Si está embarazada, fumar puede aumentar el riesgo de obesidad del bebé.

    Edad

    La incidencia de obesidad se duplica a más de la mitad entre las edades de 20 y 55 años. Sin embargo, esto puede estar relacionado con una disminución en los niveles de actividad. Un estudio reciente descubrió que dentro de un lapso de 30 años, más de la mitad de un gran grupo de hombres y mujeres de peso normal se volvieron personas con sobrepeso.

    Factores genéticos

    Las enfermedades hereditarias poco frecuentes pueden aumentar el riesgo de obesidad.

    Además, es posible que la obesidad sea hereditaria. Por ejemplo, si los padres tienen sobrepeso, es posible que los hijos corran un mayor riesgo de tener sobrepeso también. Es posible que los factores genéticos y del estilo de vida desempeñen una función en el exceso de peso del niño.

    Raza

    Existe una incidencia mayor de obesidad entre ciertas razas o grupos étnicos. En los EE. UU., la obesidad es más frecuente en las mujeres afroamericanas y de origen latino que en las mujeres blancas. Entre los hombres estadounidenses, los de origen latino se ven afectados con mayor frecuencia. En los niños, ser afroamericano, de origen latino o estadounidense nativo aumenta el riesgo de obesidad.