El sobrepeso en adultos se define como un índice de masa corporal (IMC) superior o igual a 25. La obesidad en adultos se define como un IMC superior o igual a 30. En los niños, tener sobrepeso u obesidad se basa en estar por encima de los rangos normales de las curvas de crecimiento. El sobrepeso o la obesidad ocurren cuando la cantidad de calorías que se consumen es coherentemente mayor que la cantidad de calorías que se utilizan en las actividades y las funciones corporales básicas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay más de 1.400 millones de adultos con sobrepeso y alrededor de 500 millones de adultos obesos en todo el mundo, y se espera que estas cifras aumenten. En los EE. UU., se calcula que un 70% de los adultos tienen sobrepeso o son obesos. Los niños y adolescentes estadounidenses también se ven afectados. En los EE. UU., aproximadamente un 17% de los niños y los adolescentes de 2 a 19 años son obesos.

Complicaciones de la obesidad

Ser obeso puede aumentar el riesgo de muerte precoz y reducir la expectativa de vida.

Las complicaciones de la obesidad no tratada incluyen lo siguiente:

    
  • Disminución de la energía
  • Enfermedades cardíacas
  • Mayor riesgo de coágulos sanguíneos
  • Mayor riesgo de apoplejía
  • Niveles altos de colesterol y triglicéridos en sangre
  • Presión arterial elevada
  • Diabetes tipo 2
  • Enfermedad hepática
  • Pancreatitis
  • Enfermedad del reflujo gastroesofágico
  • Cálculos biliares
  • Cataratas
  • Problemas articulares, dolor de espalda
  • Mayor riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer
  • Mayor riesgo de muerte por cáncer
  • Gota
  • Infertilidad
  • Apnea del sueño
  • Mala imagen de uno mismo, depresión
  • Complicaciones durante el embarazo, incluso hipertensión arterial , diabetes , complicaciones en el parto y el trabajo de parto, defectos congénitos del bebé