Los síntomas son el resultado del daño al pulmón o a otras estructuras que están cerca del pulmón en el mediastino o en los tejidos circundantes. Éstos incluyen:

    
  • Tos persistente y que empeora
  • Ronquera o cualquier cambio en la calidad de la voz
  • Escupir sangre
  • Falta de aliento
  • Sibilancia
  • Neumonía o bronquitis frecuentes
  • Dolor pectoral
  • Síntomas que pueden afectar a todo su cuerpo incluyen:

        
  • Inflamación del cuello y del rostro
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Nuevo dolor en la espalda o en los huesos
  • Nueva incapacidad para controlar la vejiga o los intestinos
  • Actividad de ataques, debilidad específica, o adormecimiento
  • Problemas de coagulación inexplicables que dan como resultado ataque cardiaco o apoplejía
  • Nota: Estos síntomas también pueden ser ocasionados por otras condiciones de salud menos serias. Si usted está experimentando estos síntomas, acuda a su médico.

    Rara vez, el cáncer pulmonar puede causar problemas sistémicos aparentemente sin relación. Estos problemas pueden incluir coagulación anormal, dedos en palillo de tambor, incremento de calcio en la sangre o reducción de sodio en la sangre, e incremento en la densidad ósea en las terminaciones de la muñeca (osteopatía hipertrófica).