Extirpación Quirúrgica del Pulmón o de Porciones del Pulmón

La cirugía se utiliza para remover las células cancerígenas de los pulmones. Principalmente se emplea para la etapa temprana del cáncer pulmonar, pero a veces puede utilizarse en etapas más avanzadas de la enfermedad después de la quimioterapia o de la combinación de quimioterapia y radioterapia. El doctor podría extirpar una pequeña parte del pulmón (un trozo de resección), un lóbulo entero del pulmón (lobectomía), o bien todo el pulmón (neumonectomía). La cantidad de pulmón extirpada depende de varios factores, incluyendo el tamaño y ubicación del tumor, si los nódulos linfáticos tienen o no cáncer en ellos, y qué tan bien están funcionando sus pulmones. No todos los tipos de cáncer pulmonar son susceptibles a cirugía, y algunos inicialmente se tratan con quimioterapia o con radiación en vez de hacerlo con cirugía.

Toracotomía con Resección

Una toracotomía es un método quirúrgico para abrir la pared torácica para acceder a los pulmones. El cirujano hace una incisión a lo largo de la espalda en forma de C, y la pared torácica se abre. El cirujano remueve el tejido y/o tumor de los pulmones o trabaja con otras estructuras en el pecho de ser necesario. De esta manera los pulmones serán inflados nuevamente después de la cirugía, se insertará uno o más catéteres (tubos pectorales) para drenar el aire y la sangre del espacio entre los pulmones y la pared torácica.