No existen cambios específicos en su estilo de vida para controlar la leucemia. Sin embargo, los siguientes consejos pueden ayudarle a controlar los efectos secundarios del tratamiento para la leucemia:

    
  • Equilibre el descanso y las actividades.
  • Evite exponerse a las bacterias y a los virus. Esto podría incluir el restringir viajar durante las épocas de resfriados y gripe y, en algunos casos, evitar exponerse a mascotas que puedan transportar virus u otras infecciones que puedan transmitirse a los humanos.
  • Mantenga una buena higiene dental.
  • Consuma una dieta saludable según lo tolere.
  • Evite las actividades físicas demasiado vigorosas como los deportes de contacto. Durante el curso de la leucemia y como resultado del tratamiento, la coagulación de la sangre puede estar comprometida y el riesgo de hemorragias y lesión debido a un trauma está en aumento.
  • El apoyo de la familia y de sus amigos también es muy importante en este momento. Algunos pacientes encuentran útil el discutir sus preocupaciones con personas que se enfrentan a retos similares. La American Cancer Society puede canalizarlo con un grupo de apoyo en su localidad.