La enfermedad inflamatoria del intestino severa podría no mejorar con medicamentos. Su médico podría recomendar cirugía para extirpar secciones inflamadas de sus intestinos.

Cirugía para Enfermedad de Crohn

La cirugía no cura la enfermedad de Crohn. La inflamación podría regresar a una sección diferente del intestino o cerca del área del intestino que fue extirpada. Si se desarrolla una obstrucción (bloqueo) o fístula (conexión anormal entre el intestino y otros órganos o tejidos), se podría necesitar cirugía para extirpar o reparar el área. Debido a que la cirugía no es curativa, usted debería ponderar los pros y contras cuidadosamente. Reciba la mayor cantidad posible de información por parte de su médico y las enfermeras que apoyan a pacientes a través de estas cirugías.

Cirugía para Colitis Ulcerativa

La cirugía puede extirpar la amenaza de cáncer de colon y eliminar la colitis ulcerativa, si se extirpa el colon completo, recto, y ano. Con más frecuencia, se recomienda cirugía cuando los medicamentos no han tenido éxito y están presentes serias complicaciones de la enfermedad. También se podría recomendar cirugía para reducir su riesgo de cáncer de colon, especialmente si usted ha tenido colitis ulcerativa durante más de diez años. Asegúrese de entender todos los riesgos y beneficios de cada opción antes de proceder con cirugía.

Opciones quirúrgicas incluyen las siguientes:

    
  • Proctocolectomía
  • Colectomía Abdominal
  • Proctocolectomía

    Proctocolectomía es la extirpación quirúrgica del colon completo, recto, y ano. Esto se lleva a cabo para tratar la colitis ulcerativa.

    Debido a que su colon y recto son esenciales para el movimiento y excreción de desecho, el cirujano necesitará crear una nueva manera para que los desechos sean retirados de su cuerpo. Esto se puede realizar mediante cualquiera de los siguientes métodos:

    Ileostomía - Una ileostomía es una abertura artificial (llamada estoma) en el abdomen. La última porción del intestino delgado, llamada íleo, se lleva hacia la superficie de la pared abdominal, permitiendo que se drene desecho dentro de una bolsa sellada afuera del cuerpo. Usted necesitará usar una bolsa de ostomía afuera de su cuerpo para recolectar el desecho. Antes que salga del hospital, una enfermera le enseñará a cuidar de su ostomía.

    Ileostomía

    Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

    Ileostomía Continente - Para este tipo de ileostomía, el cirujano podría usar el extremo del íleo para crear una bolsa dentro de la parte inferior del abdomen para recolectar el desecho. También se crea una abertura en la pared abdominal. Para vaciar la bolsa, se inserta un tubo manualmente dentro de la abertura en la pared abdominal. No se requiere un dispositivo externo. Si se elige esta cirugía, existe un riesgo de pouchitis (inflamación de la bolsa), lo cual se puede controlar generalmente con medicamentos.

    Anastomosis Ileoanal - En esta cirugía, se extirpa el colon y el recto pero se mantienen los esfínteres anales. Entonces, el extremo del íleo se forma en una bolsa y se conecta al ano. Después, el desecho puede fluir a través del íleo hacia el ano y fuera del cuerpo. Generalmente, esta cirugía se realiza en dos etapas, que requieren una ileostomía temporal hasta que el recto recién formado pueda sanar y el íleo se pueda conectar al ano. Esta opción también tiene un riesgo de pouchitis y filtración de heces fecales.

    Colectomía Abdominal

    Esta operación extirpa el colon pero mantiene parte del recto. Después, el íleo se conecta al recto permitendo que los excrementos salgan a través del recto. Aunque se mantiene la continencia con esta técnica, dejar parte del recto enfermo pone a las personas en riesgo de síntomas recurrentes. Por esto, esta operación no se realiza frecuentemente.