La quimioterapia usa medicamentos para matar células cancerosas. Los medicamentos entran al torrente sanguíneo y viajan a través del cuerpo para matar células cancerosas. Los efectos secundarios a causa del tratamiento provienen del hecho de que ésta también destruye células normales. La quimioterapia se puede administrar sola o junto con radioterapia . Cuando se administra sola, se aplica en una dosis más alta diseñada para matar células cancerosas. Cuando se administra junto con radioterapia, se aplica en una dosis más baja y está diseñada para hacer que el cáncer sea más sensible a la radiación.

La cantidad y el tipo de quimioterapia que usted reciba se determinarán por la etapa y el tipo de enfermedad de Hodgkin, así como de factores como su edad y salud. El principal régimen de medicamentos usado en el tratamiento es ABVD (adriamicina, bleomicina, vinblastina, y DTIC). Otros regímenes de medicamentos incluyen MOPP (metotrexato, vincristina, prednisona, procarbazina) solos o alternando con ABVD o ABV, COPP, y ChlVPP (clorambucil, vincristina, prednisona, y procabizina).

Otros regímenes están en desarrollo y usted podría ser candidato para un estudio de tratamiento dependiendo de su etapa y salud. Además, se podría usar quimioterapia para preparar a un paciente para trasplante de médula ósea, la cual también se puede usar en casos avanzados de enfermedad de Hodgkin o en casos de recaída.

Los efectos secundarios y cantidad de tiempo requeridos en el consultorio del médico dependen del tipo de quimioterapia que reciba, así como de cuántos ciclos reciba y con qué frecuencia lo haga.

Posibles efectos secundarios de la quimioterapia incluyen:

    
  • Supresión de médula ósea que da como resultado infección
  • Conteos bajos de glóbulos blancos
  • Conteos bajos de glóbulos rojos
  • Conteos bajos de plaquetas
  • Pérdida de cabello
  • Pérdida de apetito
  • Cambios en el sentido del gusto
  • Náusea y vómito
  • Inflamación y úlceras en la boca, garganta, y esófago
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Fatiga
  • Problemas reproductivos y de la sexualidad y cambios hormonales, como hipogonadismo
  • Además, algunos medicamentos quimioterapéuticos pueden causar:

        
  • Daño cardiaco
  • Cambios en el sistema nervioso
  • Daño pulmonar
  • Daño hepático
  • Daño en el sistema renal y urinario
  • La probabilidad y magnitud de estos efectos secundarios variarán de acuerdo con cada paciente, así que asegúrese de discutir con su médico lo que es probable que experimente. Si usted desarrolla algún síntoma nuevo, asegúrese de reportarlo con su médico inmediatamente, ya que puede ser el indicio de un efecto secundario. Estas complicaciones del tratamiento siempre se controlan más fácilmente cuando se descubren temprano.

    Cuando se administra quimioterapia en una dosis más baja, como cuando se aplica junto con radiación, estos efectos secundarios son menos comunes. Sin embargo, la mayoría de las personas aún se sienten muy fatigadas.

    Algunos de los medicamentos asociados con estos procedimientos podrían causar infertilidad. Si su fertilidad es una preocupación, discuta la posibilidad de almacenar esperma u óvulos antes de comenzar el tratamiento.