La gota no se puede curar. Pero, los síntomas de gota se pueden controlar mediante tratamiento. Los objetivos del tratamiento para gota son:

    
  • Controlar los síntomas
  • Prevenir complicaciones
  • Tratar de reducir el riesgo de reaparición
  • El tratamiento podría involucrar lo siguiente: