El propósito de la revisión es el diagnóstico y tratamiento tempranos. Los exámenes de revisión por lo general se administran a personas sin síntomas actuales, pero que podrían estar en alto riesgo de ciertas enfermedades o condiciones.

Indicaciones de Revisión

Generalmente, las personas no son revisadas para detectar gota. Sin embargo, según the American Association for Clinical Chemistry, en algunos casos cuando las personas se están sometiendo a quimioterapia o radioterapia , se podrían ordenar exámenes sanguíneos para revisar la presencia de niveles elevados de ácido úrico. Un nivel incrementado de ácido úrico en la sangre incrementa el riesgo de desarrollar gota.