Indicaciones para Controlar el Dolor por Gota

Durante un ataque de gota, las siguientes medidas pueden ayudar a aliviar el dolor:

    
  • Coloque una compresa caliente o paquete de hielo sobre el área afectada
  • Proteja a la articulación afectada del peso de la ropa y de las colchas de cama
  • Si es posible, evite mover o ejercer cualquier presión sobre la articulación afectada
  • Cuándo Contactar a Su Profesional en el Cuidado de la Salud

    Los tratamientos antes mencionados pueden ayudar a aliviar el dolor de un ataque de gota. Sin embargo, por lo general se necesita tratamiento con medicamentos para tratar un ataque de gota y prevenir reapariciones. Un ataque de gota se trata mejor lo más pronto posible para limitar la severidad del ataque y ayudar a prevenir daño articular permanente. Contacte a su médico inmediatamente si:

        
  • Usted cree que podría estar experimentando un ataque de gota por primera vez
  • Usted ha tenido ataques de gota anteriormente, pero su tratamiento prescrito no controla este ataque rápidamente
  • Sus síntomas empeoran, no mejoran, o siguen regresando