Los siguientes cambios en el estilo de vida podrían ayudarle a controlar la fibromialgia.

Ejercicio

Tal vez, el ejercicio es la manera más efectiva para mejorar los síntomas de fibromialgia. Beneficios incluyen:

    
  • Prevención de atrofia muscular
  • Reducción de rigidez muscular
  • Reducción de dolor y fatiga
  • Sensación mejorada de bienestar
  • Flexibilidad y estiramiento muscular aumentados
  • Su programa de ejercicio debería comenzar con actividad ligera e incrementar gradualmente con el tiempo. Podrían ser útiles varios tipos de ejercicio, incluyendo aeróbicos de bajo impacto y natación, la cual es especialmente benéfica para personas que tienen dolor muscular severo.

    Técnicas de Relajación

    Algunas personas con fibromialgia han descubierto que ciertas técnicas que le ayudan a relajarse y reducir el estrés podrían ser benéficas para controlar el dolor crónico. Ejemplos de técnicas exitosas incluyen:

        
  • Yoga
  • Ejercicios de respiración
  • Ejercicios de relajación
  • Meditación