Muchos, si no es que la mayoría, de los fibroides no causan síntomas. Los que causan síntomas lo hacen debido a que son grandes o debido a su ubicación.

Los síntomas varían de leves a severos, dependiendo del tamaño y ubicación de los crecimientos. Los fibroides grandes pueden producir síntomas como:

    
  • Dolor pélvico
  • Dolor en la parte baja de la espalda o en las piernas
  • Sensación de presión pélvica
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Necesidad de orinar frecuentemente
  • Estreñimiento
  • Distensión
  • Útero agrandado, dando la apariencia de embarazo
  • Infertilidad al obstruir las trompas de falopio
  • Síntomas de sangrado incluyen:

        
  • Sangrado menstrual abundante
  • Coágulos en su flujo menstrual
  • Periodos prolongados
  • Sangrado entre periodos
  • Calambres aumentados durante los periodos
  • Aborto espontáneo
  • Si el sangrado abundante continúa durante un periodo de tiempo, se podría desarrollar anemia por deficiencia de hierro. Síntomas de anemia incluyen:

        
  • Debilidad
  • Fatiga
  • Falta de aliento
  • Piel pálida
  • Aturdimiento