La cirugía es una opción cuando todos los otros esfuerzos por restablecer o evitar su disfunción eréctil han fracasado. De hecho, existen varias alternativas posibles que le permitirán tener relaciones sexuales satisfactorias.

Tome en cuenta que la sensación en su pene proviene de nervios aparte de los que causan la erección. Esos nervios podrían no ser afectados cuando lo son los nervios eréctiles, y esos nervios no son dañados por la cirugía de próstata. Por lo tanto, es probable conservar la sensación, y es posible el orgasmo sin erección. Restablecer la erección es suficiente para restablecer la función sexual completa.

Prótesis del Pene (Implantes)

Implante de Pene

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Semirrígido/Maleable

Esta prótesis (implante) consiste de una o dos barras flexibles que se insertan dentro del pene. Una vez instalados y sanados, el pene y la prótesis se pueden doblar en posición; hacia arriba para tener relaciones sexuales, o hacia abajo para vestirse y orinar.

Inflable

Este aparato tiene tres piezas:

    
  • Un cilindro similar a un globo que se ajusta dentro del pene
  • Una bomba que se coloca dentro del escroto
  • Un receptor de líquido que se coloca cerca, dentro de la pelvis
  • El pene normalmente está flácido hasta que la bomba se aprieta repetidamente, llenando el globo desde el receptor. Después de tener relaciones sexuales, el globo en el pene se puede desinflar.

    Descripción del Procedimiento: Bajo anestesia general o regional, y en condiciones estériles en una sala de operaciones, el cirujano hará una pequeña incisión en su pene e insertará el aparato. Se pueden hacer incisiones adicionales para insertar las partes accesorias en sus posiciones correctas.

    Reconstrucción Vascular

    Si la circulación se reduce a su pene debido a enfermedad vascular (por lo general después de una lesión traumática al pene), la reconstrucción de sus arterias podría restablecer la función eréctil. Ésta es una cirugía compleja, la cual se realiza sólo en algunos hospitales en los Estados Unidos. En ocasiones, en estos raros casos, las técnicas angiográficas pueden tener éxito para reparar el defecto vascular, evitando la necesidad de considerar reconstrucción quirúrgica.