Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición. Es posible desarrollar epilepsia con o sin los factores de riesgo listados a continuación. Sin embargo, mientras más factores de riesgo tenga, será mayor su probabilidad de desarrollar epilepsia. Si usted tiene numerosos factores de riesgo, pregunte a su profesional en el cuidado de la salud lo que puede hacer para reducir su riesgo.

Factores de riesgo para epilepsia incluyen:

Condiciones Médicas

Una lesión al cerebro, ya sea por fuentes externas (del entorno) o internas (médicas/metabólicas) puede incrementar su riesgo de epilepsia.

Visión de Costado del Cerebro

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La lesión cerebral puede ser causada por:

    
  • Lesión en la cabeza
  • Apoplejía
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Tumores (primarios o metastásicos)
  • Insuficiencia cardiaca
  • Insuficiencia renal
  • Insuficiencia hepática
  • Cualquier condición que prive al cerebro de oxígeno, como estar a punto de ahogarse
  • Privación de sueño
  • Enfermedades infecciosas, como:     
  • Meningitis
  • SIDA
  • Encefalitis viral
  • Hidrocéfalo (exceso de líquido en el cerebro)
  • Enfermedad celíaca (intolerancia al gluten de trigo)
  • Condiciones metabólicas, como baja azúcar sanguínea , nivel alto o bajo de sal, nivel bajo de magnesio o calcio
  • Factores Genéticos

    En algunos casos, la epilepsia puede ser el resultado de anormalidades genéticas heredadas al nacer.

    Edad

    Diferentes causas y tipos de ataques son más o menos probables dependiendo de su edad.

    En niños, factores de riesgo incluyen:

        
  • Fiebre elevada
  • Mala nutrición
  • Otros Factores

    Otros factores que pueden incrementar su riesgo de epilepsia incluyen:

        
  • Exposición a:     
  • Plomo
  • Monóxido de carbono
  • Otras toxinas ambientales
  • Algunas drogas ilegales
  • Sobredosis o abstinencia de antidepresivos y otros medicamentos
  • Interacciones con medicamentos
  • Alcoholismo