Para Controlar los Ataques Epilépticos

Estimulador del Nervio Vago

El estimulador del nervio vago se usa en pacientes cuyos ataques epilépticos no son bien controlados con medicamentos. El estimulador es un dispositivo que funciona con baterías. Éste se implanta quirúrgicamente debajo de la piel, similar a la implantación de un marcapasos. Se conecta al nervio vago y suministra cortas ráfagas de electricidad al cerebro a través del nervio vago.

Este aparato ayuda a reducir la frecuencia de ataques epilépticos (en promedio 20%-40%). Los pacientes con un estimulador del nervio vago podrían necesitar permanecer bajo medicamentos, pero con frecuencia pueden reducir la dosis. Las baterías en el aparato generalmente necesitan ser reemplazadas cada cinco años. Esto se realiza mediante un procedimiento quirúrgico de paciente externo.

Los efectos secundarios son ligeros. Éstos pueden incluir:

    
  • Dolor de oídos
  • Dolor de garganta
  • Náusea
  • Falta de aliento
  • Dificultad para deglutir
  • Voz ronca
  • Tos
  • Tirones musculares
  • Cuándo Contactar a Su Profesional en el Cuidado de la Salud

    Contacte a su profesional en el cuidado de la salud si usted (o su hijo):

        
  • Experimenta algún síntoma inusual o severo o efectos secundarios
  • No sufre ninguna reaparición de ataques epilépticos (es decir, entonces su tratamiento podría reducirse o detenerse)
  • No experimenta ninguna reducción en los ataques epilépticos