La epilepsia es una condición médica crónica producida por cambios temporales en la función eléctrica del cerebro, causando ataques, los cuales afectan la conciencia, movimiento, o sensación.

Los ataques ocurren cuando grupos de células nerviosas en el cerebro, llamadas neuronas, indican o se comunican entre sí de manera anormal. Durante un ataque, el patrón de actividad normal de las neuronas se altera, causando que se enciendan tantas como 500 veces por segundo (el índice normal es de aproximadamente 80 veces por segundo). Esto puede causar sensaciones, emociones, y comportamiento extraños, o convulsiones, espasmos musculares, y/o pérdida de la conciencia.

Neuronas en el Tejido Nervioso

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Por lo general no se hace un diagnóstico de epilepsia hasta que una persona experimente un ataque más de una vez sin una causa conocida. Se estima que aproximadamente 2 millones de personas en los Estados Unidos tienen epilepsia.

Las causas de conexión cerebral anormal y desequilibrio de neurotransmisores son numerosas. Éstas pueden incluir:

    
  • Lesión en la cabeza
  • Apoplejía
  • Anormalidades cerebrales heredadas al momento de nacer
  • Anormalidades genéticas heredadas al momento de nacer
  • Lesión cerebral al momento de nacer
  • Hipoxia al momento de nacer (esclerosis mesial temporal)
  • Tumores cerebrales
  • Alcoholismo
  • Condiciones metabólicas, como muy baja azúcar sanguínea , muy alta azúcar sanguínea, bajo nivel de calcio, alto o bajo nivel de sodio, o bajo nivel de magnesio.
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Insuficiencia cardiaca
  • Insuficiencia hepática
  • Insuficiencia renal
  • Anemia drepanocítica
  • Vasculitis (por ejemplo, lupus eritematoso sistémico )
  • Cualquier condición que prive al cerebro de oxígeno (p.e., estar a punto de ahogarse)
  • Enfermedades infecciosas, como:     
  • Meningitis
  • SIDA
  • Encefalitis viral
  • Malaria
  • Tétanos
  • Absceso cerebral
  • Sífilis
  • Panencefalitis esclerosante subaguda (SSPE)
  • Hidrocéfalo (exceso de líquido en el cerebro)
  • Enfermedad celíaca (intolerancia al gluten del trigo)
  • Exposición a:     
  • Plomo
  • Monóxido de carbono
  • Otras toxinas ambientales
  • Agentes de guerras químicas
  • Algunas drogas ilegales como cocaína, anfetaminas, fencilidina
  • Sobredosis de antidepresivos y otros medicamentos
  • Abstinencia de alcohol, sedantes, e hipnóticos
  • Algunos medicamentos pueden reducir el umbral de ataques y por lo tanto incrementar el riesgo de ataques     
  • Tricíclicos
  • Teofilina
  • Penicilina
  • Fenotiacina
  • En niños:     
  • Fiebre elevada
  • Infecciones maternas
  • Mala nutrición
  • Envenenamiento por plomo
  • B6 deficiencia en neonatos, bebés
  • Herencia (síndromes genéticos, trastornos metabólicos)
  • En muchos casos, se desconoce la causa exacta de epilepsia. Cuando no se conoce una causa, la enfermedad es idiopática .