Los herpes febriles son pequeñas ampollas dolorosas llenas de líquido. También se conocen como ampollas febriles. Por lo general, las ampollas aparecen en los labios, pero también pueden aparecer en otros lugares, como en la boca, la nariz, la barbilla, las mejillas, la garganta y otras áreas de la piel.

Los herpes febriles suelen ser causados por el virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1). Sin embargo, con menor frecuencia, pueden ser causados por el virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2). El VHS-2 es el virus que en la mayoría de los casos causa el herpes genital . Tener una infección por el virus de herpes simple (HSV) alrededor de la boca es muy común. De hecho, nueve de cada diez adultos de edad avanzada estuvieron expuestos al VHS. No todas las personas que estuvieron expuestas al virus padecen herpes febril.

Herpes simple en los labios

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

El virus se trasmite por contacto piel con piel o mediante el contacto con saliva infectada. No es necesario que haya ampollas para que se transmita el virus. El virus puede transmitirse de las siguientes maneras:

    
  • Mediante besos y otro tipo de contacto cercano
  • Al compartir cubiertos, afeitadoras, toallas u otros elementos personales
  • Al compartir alimentos o bebidas
  • El contacto con saliva que contenga HSV
  • Cuando el HSV se ubica en la piel alrededor de la boca, éste invade nervios en el área. Permanece allí sin causar síntomas durante 2 a 20 días y después puede aparecer el primer brote. Este brote puede producir ampollas en los labios y la lengua, y en el interior de la boca. Usted también puede presentar síntomas similares a los de la gripe en todo el cuerpo. Es posible que tenga fiebre, dolores generales y los ganglios linfáticos inflamados.

    El brote dura alrededor de 7 a 10 días. Después el virus vuelve a los nervios y y permanece allí sin causar síntomas hasta que se reactiva, y produce un segundo brote. Este brote causa úlceras dolorosas con ampollas que generalmente aparecen en el borde de la parte colorida del labio. Estas úlceras pueden durar hasta 14 días. Es imposible predecir cuándo pueden volver a aparecer estos brotes. Por lo general, pueden provocarlos el estrés o una enfermedad. También pueden aparecer debido a la luz solar, a los inmunodepresores o a la menstruación en el caso de las mujeres. Algunas personas tienen brotes regularmente, mientras que algunas nunca tienen otro.