Su doctor le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes médicos y le realizará un examen físico. La varicela casi siempre se diagnostica con base en el sarpullido revelador. Las pruebas de sangre y de laboratorio para identificar el virus VZV están disponibles para utilizarse en casos cuestionables pero rara vez son necesarios.

Pruebas de sangre y de laboratorio - están disponibles varias pruebas que podrían ayudar a confirmar el diagnóstico de la varicela, incluyendo:

    
  • Frotis cutáneo para inferir la presencia del virus de la varicela por tinción
  • Frotis cutáneo para detectar las proteínas virales de la varicela utilizando inmunofluorescencia
  • Cultivo cutáneo para cultivar el virus de la varicela en el laboratorio
  • Pruebas de sangre para detectar la presencia y medir las cantidades de anticuerpos para el virus de la varicela