El primer paso que dará su médico para valorar si usted tiene CHF es discutir su historial médico y realizar un examen físico completo. Después, su médico podría recomendar algunos o todos los siguientes exámenes para hacer el diagnóstico y valorar el grado del daño:

Radiografía de Tórax - Una imagen en rayos X mostrará si el corazón está agrandado, o hay congestión presente en los pulmones.

Exámenes Sanguíneos - Para detectar anemia, enfermedad tiroidal, colesterol y lípidos sanguíneos elevados, y para evaluar la función renal y hepática, electrolitos, y niveles de calcio y magnesio. Además, su médico revisará los niveles en plasma de BNP (péptido natriurético cerebral) ya que éstos están elevados en pacientes con insuficiencia cardiaca.

Electrocardiograma (EKG o ECG) - Registra la actividad eléctrica de su corazón mediante electrodos sujetos a la piel. Este examen ayudará a diagnosticar problemas del ritmo cardiaco y daño al corazón a causa de ataque cardiaco .

Ecocardiograma - Usa ondas sonoras para producir una imagen del corazón en funcionamiento. Este examen ayuda a evaluar la función de las válvulas y cámaras del corazón y determina la cantidad de sangre expulsada del corazón con cada latido cardiaco (fracción de eyección). Un ecocardiograma también puede detectar daño estructural, tumores, o exceso de líquido alrededor del corazón.

Prueba de Esfuerzo en Ejercicio - Registra la actividad eléctrica del corazón durante actividad física incrementada. Ésta podría unirse con un ecocardiograma. Los pacientes que no pueden hacer ejercicio podrían recibir un medicamento por vía intravenosa que simule los efectos del agotamiento físico.

- Se inyecta un medio de contraste mediante un tubo delgado y flexible (catéter) que se ensarta dentro de la aorta o el corazón. Se toman rayos X para ver el flujo sanguíneo y resaltar los vasos sanguíneos arteriales. Este examen ayuda a detectar obstrucción en las arterias y a valorar la función cardiaca.

Angiografía Coronaria - Se recomienda la examinación para detectar obstrucción en las arterias coronarias para algunas personas con insuficiencia cardiaca, especialmente pacientes más jóvenes y pacientes con síntomas de dolor en el pecho y angina .

Escáner Nuclear - Se inyecta material radioactivo (como valor) dentro de una vena y se observa mientras es absorbido por el músculo cardiaco. Las áreas con flujo reducido (y que recogen el material radioactivo) aparecen como puntos oscuros en el escáner.

Escáner CT con haz de electrones (Escáner de Calcio Coronario, Escáner Cardiaco, Angiografía CT) - Un tipo de rayos X que usa una computadora para tomar imágenes detalladas del corazón, arterias coronarias, y estructuras circundantes. Este tipo de escáner CT mide la cantidad de depósitos de calcio en las arterias coronarias. Con base en esa y otra información de salud, su médico trata de determinar el riesgo de enfermedades cardiacas, incluyendo ataques cardiacos. The American Heart Association publicó indicaciones en 2006, que indicaron que los escáneres cardiacos no son para todas las personas y quienes son más propensos a beneficiarse por el procedimiento son los pacientes con riesgo intermedio de enfermedad de las arterias coronarias.

Imagen de Resonancia Magnética Cardiaca - Este examen usa campos magnéticos de alta intensidad para generar imágenes en alta resolución. Éste puede ayudar a evaluar vasos sanguíneos grandes, arterias coronarias, paredes del corazón, y pericardio. También es útil para medir la fracción de eyección y para evaluar a pacientes para detectar la presencia de cardiomiopatía.

Indicadores de Diagnóstico

Mientras su médico lo examina, él estará buscando algunos signos característico de CHF en el examen físico, incluyendo:

    
  • Sonido de líquido en los pulmones (estertores)
  • Agrandamiento de la vena yugular en el cuello (distensión venosa yugular)
  • Agrandamiento del hígado (hepatomegalia)
  • Presión arterial elevada (hipertensión)
  • Presión arterial baja (hipotensión)
  • Frecuencia cardiaca acelerada (taquicardia)
  • Edema (inflamación de los tobillos, piernas, pies)
  • Líquido en la cavidad abdominal ( ascitis )
  • Líquido en el espacio entre los pulmones y las costillas ( efusión pleural )