El tratamiento y control del cáncer cervical con más frecuencia implican cirugía y radioterapia. Algunas veces se usa quimioterapia o terapia biológica. El tipo de tratamiento depende de la ubicación y tamaño del tumor, la etapa del cáncer, su edad y salud en general, y otros factores.

La clasificación en etapas es un cuidadoso intento por determinar si el cáncer se ha propagado, y si lo ha hecho, cuáles partes del cuerpo están afectadas. Mientras más alta sea la etapa, está más avanzado el cáncer y es mayor la necesidad de terapia más agresiva. Los índices de recuperación disminuyen a medida que se eleva la etapa del tumor.

Se usan las siguientes etapas para clasificar el cáncer del cérvix:

    
  • Etapa 0 - Las células anormales se encuentran sólo en la primera capa de células que recubren el útero.
  • Etapa I - El cáncer involucra al cérvix, pero todavía está confinado al útero. Esta etapa tiene seis niveles, dependiendo del tamaño del cáncer: IA, IA1, IA2, IB, IB1, y IB2.
  • Etapa II - El cáncer se ha propagado a áreas cercanas, pero todavía está dentro del área pélvica. Esta etapa tiene dos niveles, dependiendo si el cáncer se ha propagado a la vagina: IIA y IIB.
  • Etapa III - El cáncer se ha propagado por toda el área pélvica. Esta etapa tiene dos niveles, dependiendo si el cáncer se ha propagado a la vagina o vejiga: IIIA y IIIB.
  • Etapa IV - El cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo. La etapa tiene dos niveles, dependiendo a cuáles órganos se haya propagado el cáncer: IVA y IVB.
  • El tratamiento involucra lo siguiente: