Cáncer Cervical

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

No hay señales o síntomas obvios de cáncer cervical en sus etapas iniciales. Los cambios precancerosos que suceden en el cérvix por lo general no causan dolor u otros síntomas. La mayoría de casos de cáncer cervical se detectan mediante un examen pélvico de rutina y un examen de Papanicolaou. Debido a esto, es importante someterse regularmente a exámenes de Papanicolaou .

Cuando las células anormales se vuelven cancerosas, se acumulan en un tamaño suficiente, y empiezan a invadir tejidos cercanos, pueden aparecer síntomas. Éstos incluyen:

    
  • Sangrado anormal - Este es el síntoma más común. Éste podría incluir:     
  • Sangrado entre sus periodos menstruales regulares
  • Sangrado menstrual que es más abundante o dura más tiempo de lo habitual
  • Sangrado después de tener relaciones sexuales
  • Sangrado después de aplicarse duchas vaginales
  • Sangrado después de un examen pélvico
  • Sangrado después de la menopausia
  • Secreción vaginal incrementada
  • Dolor durante las relaciones sexuales o en la región pélvica inferior
  • Estos síntomas pueden ser causados por otras condiciones menos serias. Experimentar estos síntomas no necesariamente significa que usted tiene cáncer cervical. Sin embargo, es importante acudir a su médico si usted está teniendo alguno de estos síntomas. Recuerde que el cáncer cervical no produce síntomas en sus etapas iniciales y más curables. La examinación regular por parte de un médico y los exámenes regulares de Papanicolaou siguen siendo la mejor manera para diagnosticar esta enfermedad en sus etapas iniciales.