El tipo de cirugía usada dependerá de la etapa del cáncer. Los procedimientos quirúrgicos se podrían llevar a cabo para:

    
  • Tratar lesiones precancerosas
  • Tratar cáncer cervical
  • Tratando Lesiones Precancerosas

    Determinar el tratamiento para lesiones precancerosas depende de varios factores, incluyendo:

        
  • Si la lesión es de grado bajo o alto
  • Si usted quiere tener hijos en el futuro
  • Su edad y salud en general
  • Lo que usted y su médico prefieran
  • Una lesión de grado bajo podría no necesitar tratamiento adicional si el área afectada se extirpó durante una biopsia. Pero usted aún necesitará someterse a exámenes pélvicos regulares y exámenes de Papanicolaou. Cuando una lesión precancerosa requiere tratamiento, usted podría tener las siguientes opciones:

    Criocirugía

    Este procedimiento elimina el crecimiento de células anormales al congelarlas. Esto se puede realizar en el consultorio del médico. El médico inserta un espéculo dentro de su vagina y aplica un gas (óxido nitroso o dióxido de carbono) que congela el área. Por lo general, el procedimiento tarda aproximadamente 15 minutos.

    Después, usted podría tener calambres abdominales y sangrado, lo cual podría durar varios días.

    Cauterización

    Este procedimiento elimina el crecimiento celular anormal con un instrumento caliente, una corriente eléctrica, o una sustancia cáustica. Esto se puede realizar en el consultorio del médico. El médico inserta un espéculo dentro de su vagina y aplica el instrumento o sustancia, lo cual "quema" el área de células anormales. Por lo general, este procedimiento tarda aproximadamente 15 minutos.

    Después, usted podría tener calambres abdominales y sangrado, lo cual podría durar varios días.

    Cirugía con Láser

    Este procedimiento elimina el crecimiento celular anormal con un rayo intenso y estrecho de luz. Esto se puede llevar a cabo en el consultorio del doctor. El médico inserta un espéculo dentro de su vagina y usa el láser para eliminar el área de células anormales. Por lo general, este procedimiento tarda aproximadamente 30 minutos.

    Después, usted podría tener calambres abdominales y sangrado, lo cual podría durar varios días.

    Cirugía Robótica

    Además de las técnicas quirúrgicas convencionales, su médico podría elegir practicar cirugía con la ayuda de un aparato robótico. Los procedimientos quirúrgicos son los mismos que los de la cirugía convencional, pero el dispositivo robótico puede ofrecer mayor destreza y limitar el tamaño y tipo de incisión necesarios para realizar el procedimiento, reduciendo complicaciones y reduciendo el tiempo de recuperación. No todos los pacientes son aptos para la cirugía robótica. Pregunte a su médico si esta opción está disponible en su área y si usted es un candidato adecuado.

    Nota Especial

    Para todos los procedimientos listados anteriormente, usted debería abstenerse de las relaciones sexuales, duchas vaginales, y tampones durante varias semanas después del procedimiento.

    Cuándo Contactar a Su Médico

    Usted debería contactar a su médico si experimenta los siguientes síntomas:

        
  • Sangrado abundante, con coágulos
  • Fiebre o escalofríos
  • Dolor intenso
  • Tratando el Cáncer Cervical

    Si el cáncer sólo está en la superficie del cérvix, el médico intentará destruir las células cancerosas usando uno de los métodos listados anteriormente para el tratamiento de lesiones precancerosas. Si el tumor se ha propagado dentro de capas más profundas del cérvix, pero no se ha propagado más allá del cérvix, el médico podría practicar cirugía para extirpar el tumor pero dejar el útero y ovarios. En otros casos, usted podría necesitar someterse a una histerectomía.

    Histerectomía

    Una histerectomía es la extirpación quirúrgica del útero, incluyendo el cérvix. Algunas veces también se extirpan las trompas de falopio y los ovarios. El médico podría elegir extirpar los nódulos linfáticos cerca del útero para determinar si el cáncer se ha propagado.

    Descripción del Procedimiento:

    Existen tres métodos diferentes:

    Histerectomía abdominal: Se realiza un corte en la parte inferior del abdomen para exponer los tejidos y vasos sanguíneos que rodean al útero y cérvix. Estos tejidos se cortan y los vasos sanguíneos se atan para extirpar el útero. Se colocan puntos de sutura en estas estructuras profundas, los cuales eventualmente se disolverán y no necesitarán ser retirados. El útero se extirpa desde la parte superior de la vagina y la vagina se cierra para prevenir infecciones y para evitar que los intestinos desciendan.

    Histerectomía vaginal: La vagina se estira y se mantiene abierta mediante instrumentos especiales; no se hace incisión externa. Sin embargo, el médico hace una incisión interna en la parte superior de la vagina alrededor del cérvix. El útero y el cérvix son desprendidos de sus ligamentos de soporte y tejido circundante, y se atan los vasos sanguíneos conectores. El útero y el cérvix se extirpan a través de la vagina, la cual entonces se cierra para prevenir infecciones y para evitar que los intestinos desciendan.

    Histerectomía vaginal asistida laparoscópicamente (LAVH): Se inserta un laparoscopio a través de un pequeño corte cerca del ombligo. Este pequeño aparato similar a un telescopio, aproximadamente del tamaño de un lápiz, con una luz en un costado y una lupa en el otro, ayuda a que el médico vea los órganos pélvicos. El abdomen se infla con un gas inofensivo (dióxido de carbono) para mejorar la visibilidad de su médico y brindar espacio para trabajar. Las imágenes del laparoscopio se ven en un monitor especial.

    Se hacen otros pequeños cortes (1/4 a 1/2 pulgadas de ancho) en el abdomen, a través de los cuales el médico inserta instrumentos para ayudar a mover órganos y extirpar el útero. También se hace un corte donde el útero se une con la vagina. La vejiga y el recto se empujan suavemente del útero, el cual se extirpa a través del corte hecho en la vagina. La vagina se cierra para prevenir infecciones y para evitar que los intestinos desciendan. Todos los cortes se cierran con puntos de sutura, los cuales probablemente dejarán pequeñas cicatrices.

    Con cada procedimiento, se coloca un vendaje de "empaque" vaginal. Éste se retirará después de uno o dos días.