A medida que se desarrolla una catarata, usted podría no percibir cambios en su visión. Las cataratas tienden a desarrollarse lentamente, así que la visión empeora gradualmente. Debido a que el cambio es gradual, muchas personas no se dan cuenta que están perdiendo visión. Algunas personas con una catarata descubren que su visión de primer plano mejora a medida que la catarata madura, pero esto sólo es temporal. La visión empeora a medida que la catarata madura.

Los síntomas podrían incluir:

    
  • Visión nublada o borrosa
  • Los colores parecen descoloridos o las imágenes parecen con un matiz amarillo
  • Mal contraste
  • Mala visión nocturna
  • Dificultad para leer
  • Visión doble o múltiple (este síntoma con frecuencia desaparece a medida que la catarata madura)
  • Miopía incrementada, requiriendo cambios frecuentes en prescripción de gafas o lentes de contacto
  • Problemas con la luz, incluyendo     
  • Faros que parecen demasiado brillantes por la noche
  • Deslumbrarse por lámparas o luz solar muy brillante
  • Un halo alrededor de las luces
  • Tratar de leer en luz brillante
  • Problemas al trasladarse de un área oscura a un área iluminada
  • En casos poco comunes, una catarata podría causar un ataque agudo de glaucoma.
  • Estos síntomas también pueden ser señales de otros problemas oculares. Si usted tiene alguno de estos síntomas, consulte inmediatamente a su oftalmólogo.