Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Es posible desarrollar arritmias con o sin los factores de riesgo listados a continuación. Sin embargo, mientras más factores de riesgo tenga, será mayor su probabilidad de desarrollar arritmias. Si usted tiene numerosos factores de riesgo, pregunte a su médico lo que puede hacer para reducir su riesgo.

Factores de riesgo para arritmias incluyen:

Condiciones Médicas

Las siguientes condiciones médicas incrementan sus probabilidades de desarrollar una arritmia:

    
  • Daño al músculo cardiaco después de un ataque cardiaco
  • Enfermedad de las arterias coronarias
  • Problemas con las válvulas del corazón
  • Enfermedad cardiaca reumática
  • Trastornos endocrinos, como problemas de la tiroides o glándulas suprarrenales
  • Anemia
  • Presión arterial elevada
  • Cardiomiopatía
  • Diabetes
  • Apnea obstructora del sueño
  • Enfermedad hepática
  • Fiebre tifoidea
  • Hipotermia
  • Complicación después de estar a punto de ahogarse
  • Descarga eléctrica o golpe de un rayo
  • Algunos defectos congénitos
  • Medicamentos

    Tomar los siguientes medicamentos podría incrementar sus probabilidades de desarrollar una arritmia:

        
  • Pastillas de dieta o descongestionantes
  • Medicamentos antidepresivos
  • Digitalis
  • Medicamentos tiroidales
  • Estimulantes por prescripción (p.e., Ritalin)
  • Hábitos del Estilo de Vida

    Los siguientes hábitos podrían incrementar sus probabilidades de desarrollar una arritmia:

        
  • Fumar
  • Alcohol
  • Estrés
  • Consumo excesivo de cafeína
  • Drogas Ilegales

    El uso de drogas ilegales, especialmente estimulantes como cocaína, metedrina, y otras anfetaminas, incrementa su riesgo de desarrollar una arritmia.

    Edad

    Como con el riesgo de enfermedades cardiacas, su riesgo de desarrollar una arritmia incrementa a medida que usted envejece.