Los síntomas de anemia son causados por un suministro inadecuado de oxígeno que llega a órganos importantes, como sus músculos, corazón, y cerebro. Como consecuencia, su corazón y pulmones tienen que trabajar más duro para entregar oxígeno a estos órganos.

Los pacientes con anemia nutricional, especialmente anemia leve, podrían no tener síntomas. Si ocurren síntomas, éstos podrían incluir:

    
  • Pérdida de energía
  • Falta de aliento
  • Latidos cardiacos rápidos
  • Palidez
  • Dolor de cabeza
  • Empeoramiento de los síntomas de otras enfermedades:     
  • Angina (dolor en el corazón por oxígeno inadecuado)
  • Claudicación (calambres en los músculos cuando se están usando)
  • Además, las personas con anemia por deficiencia de hierro podrían tener antojo de hielo o arcilla. Las personas con anemia a causa de deficiencia de vitamina B 12 podrían experimentar confusión, torpeza, o incluso demencia . Las personas con deficiencia de vitamina B 12 o de ácido fólico podrían tener una lengua muy lisa y adolorida u otras úlceras en la boca. Aquellas personas cuya deficiencia se deba a trastornos intestinales podrían tener diarrea, heces fecales inusualmente malolientes, y/o pérdida de peso.