El alcoholismo tiende a encontrarse en familias, y factores genéticos explican parcialmente este patrón. Es imposible reducir el riesgo genético. Sin embargo, el riesgo no es necesariamente el destino. Algunos factores, como fuertes apoyos sociales, pueden ayudar a proteger a personas incluso en alto riesgo de volverse dependientes al alcohol. Otras sugerencias incluyen:

    
  • Socialice sin alcohol.
  • Evite ir a bares.
  • No tenga alcohol en su casa.
  • Evite situaciones y personas que fomenten el beber.
  • Haga nuevos amigos que no beban.
  • Haga cosas divertidas que no involucren al alcohol.
  • Evite acudir a una bebida cuando esté estresado o molesto.
  • Beba lentamente.
  • Reemplace una bebida con algo más que usted disfrute realmente
  • Limite su consumo de alcohol a un nivel moderado.     
  • Moderado equivale a dos o menos bebidas al día para los hombres y una o menos bebidas al día para mujeres y adultos mayores.
  • Una botella de cerveza de 12 onzas, una copa de vino de cinco onzas, o 1.5 onzas de licor se consideran una bebida.