El objetivo de la información aquí proporcionada es brindar una idea general acerca de cada uno de los medicamentos enumerados a continuación. Sólo se incluyen los efectos secundarios más generales; por lo tanto, consulte a su médico si necesita tomar alguna precaución especial. Use cada uno de estos medicamentos según se lo recomiende su médico y de acuerdo con las instrucciones proporcionadas. Si tiene preguntas adicionales sobre el uso o los efectos secundarios, comuníquese con el médico.

Los medicamentos para el TDAH pueden ayudar a controlar el comportamiento hiperactivo e impulsivo, e incrementar el período de atención.

Medicamentos de venta con receta

    
  • Estimulantes
  • Antidepresivos para tratar la depresión y la ansiedad asociadas
  • Antipsicóticos
  • Atomoxetina
  • Modafinil
  • Clonidina para tratar la impulsividad
  • Guanfacina (Intuniv)
  • Advertencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA)

    La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA) ordenó a todos los fabricantes de medicamentos para el TDAH que notificaran a las personas sobre un riesgo ligeramente incrementado de padecer efectos secundarios psiquiátricos y cardiovasculares. Se han informado casos de muerte súbita en aquellas personas con problemas cardíacos graves subyacentes, y casos de accidentes cerebrovasculares y ataques al corazón en adultos con ciertos factores de riesgo.

    Sin embargo, estudios recientes no han mostrado un vínculo claro entre los estimulantes y la muerte súbita, el ataque al corazón y el accidente cerebrovascular. Existe un riesgo ligeramente incrementado (aproximadamente 1 cada 1.000) de padecer efectos secundarios, como alucinaciones, paranoia y manía, incluso en aquellos sin problemas psiquiátricos previos.

    Los estimulantes en los que debe aparecer esta advertencia son los siguientes:

        
  • Anfetamina
  • Metilfenidato
  • Metanfetamina
  • Dextroanfetamina
  • Dexmetilfenidato
  • Metilfenidato
  • Lisdexanfetamina
  • Atomoxetina
  • Debido a la preocupación de sufrir problemas cardíacos graves, la Asociación Americana del Corazón (AHA) recomienda que los niños se realicen un electrocardiograma (ECG) antes de comenzar a tomar medicamentos estimulantes para el TDAH.

    Hable con su médico sobre estas advertencias antes de tomar los medicamentos.

    Estimulantes

    Estos son algunos nombres comunes:

        
  • Metilfenidato
  • Dextroanfetamina
  • Anfetamina
  • Parche de metilfenidato
  • Lisdexanfetamina: este medicamento puede usarse para tratar a adultos y niños de entre 6 y 12 años.
  • Dexmetilfenidato
  • Los estimulantes son el tratamiento más común para el TDAH. Estos medicamentos funcionan principalmente cambiando la acción de un químico del cerebro (dopamina), que provoca un aumento de la actividad de partes de este que parecen estar menos activas en los niños con TDAH. Cuando se los usa adecuadamente para tratar el TDAH, producen un efecto calmante que favorece la concentración, en lugar de un efecto estimulante. Sin embargo, también pueden volverse adictivo. El médico de su hijo indicará la dosis efectiva más baja, controlará la respuesta cuidadosamente y, de vez en cuando, detendrá el tratamiento para determinar la necesidad de un tratamiento continuo.

    Entre los efectos secundarios comunes de los estimulantes, se incluyen los siguientes:

        
  • Insomnio
  • Dolor de estómago
  • Dolor de cabeza
  • Disminución del apetito
  • Irritabilidad
  • Ira
  • Confusión
  • Temblores
  • Alucinaciones
  • Convulsiones
  • Posible disminución del ritmo de crecimiento
  • Antidepresivos

    Existen numerosos tipos de antidepresivos y, con frecuencia, aparecen nuevos. Estos son algunos nombres comunes:

        
  • Bupropión
  • Fluoxetina
  • Sertralina
  • Doxepina
  • Protriptilina
  • Amitriptilina
  • Imipramina
  • Desipramina
  • Estos medicamentos funcionan principalmente cambiando la acción de dos químicos del cerebro: norepinefrina o serotonina. La mayoría de estos medicamentos actúan en ambos químicos, pero algunos actúan más que nada o exclusivamente en uno de ellos. Todos se utilizan para tratar la depresión.

    Los efectos secundarios comunes incluyen los siguientes:

        
  • Sequedad bucal
  • Mareo
  • Sedación
  • Insomnio
  • Sudor
  • Náuseas
  • Aumento de peso
  • Estreñimiento
  • Retención de orina
  • Visión borrosa
  • Cambios en el estado mental
  • Entre los efectos secundarios del bupropión, se incluyen los siguientes:

        
  • Pérdida de peso
  • Agitación
  • Ansiedad
  • Convulsiones
  • Sequedad bucal
  • Insomnio
  • Antipsicóticos

    Los antipsicóticos se pueden usar para tratar a niños y adultos jóvenes que tienen un comportamiento agresivo. Entre los antipsicóticos, se incluyen los siguientes:

        
  • Risperidona
  • Quetiapina
  • Los efectos secundarios comunes incluyen los siguientes:

        
  • Sedación
  • Estreñimiento
  • Retención de orina
  • Sequedad bucal
  • Visión borrosa
  • Cambios en el estado mental
  • Espasmos musculares
  • Inquietud
  • Problemas sexuales
  • Ritmo cardíaco anormal
  • Aumento de peso
  • Atomoxetina

    La atomoxetina no es un estimulante, pero previene la inactivación de la norepinefrina.

    Nota: Hay pocos informes de lesión hepática grave asociada con la atomoxetina, que se revirtió después de suspender el medicamento. La atomoxetina se debe discontinuar en aquellas personas que presentan ictericia o resultados de laboratorio que indican lesión hepática.

    Los efectos secundarios comunes incluyen los siguientes:

        
  • Disminución del apetito
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Fatiga
  • Pérdida de peso
  • Ritmo de crecimiento lento
  • Leve aumento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca
  • Modafinil

    El modafinil se usa para favorecer el estado de vigilia en personas con narcolepsia, una afección neurológica. También demostró ser algo efectivo en pacientes con TDAH.

    Los efectos secundarios comunes incluyen los siguientes:

        
  • Insomnio
  • Dolor abdominal
  • Disminución del apetito
  • Tos
  • Fiebre
  • Goteo nasal
  • Dolor de cabeza
  • Clonidina

    La clonidina actúa en el cerebro para estimular ciertas áreas, pero no otras, de modo similar a los estimulantes. También se utiliza para tratar el síndrome de Tourette. La dosis matutina aumenta el efecto sedativo, mientras que la dosis a la hora de dormir lo minimiza. También está disponible en un parche que proporciona una dosis constante para una semana por vez.

    La clonidina es relativamente segura, excepto en personas con ciertos tipos de enfermedades cardíacas o circulatorias.

    Los posibles efectos secundarios incluyen:

        
  • Sequedad bucal
  • Somnolencia
  • Vértigo
  • Estreñimiento
  • Malestar estomacal
  • Cambios en el estado mental
  • Guanfacina

    La guanfacina, que también se usa para tratar la presión arterial alta, parece ayudar con los problemas de atención e impulsividad.

    La guanfacina está disponible como una fórmula de liberación prolongada, que solo se debe tomar una vez al día (generalmente, a la hora de acostarse). El medicamento no se debe tomar con comidas con alto contenido de grasas. Los comprimidos deben tragarse enteros (sin masticarse, partirse ni aplastarse).

    El medicamento puede tardar dos semanas en producir efectos positivos. Nunca tome guanfacina con otros preparados farmacéuticos que contengan el mismo medicamento.

    Los posibles efectos secundarios incluyen:

        
  • Dolor de cabeza
  • Mareo, somnolencia, visión borrosa, cambio en la capacidad para pensar con claridad
  • Estreñimiento
  • Sequedad bucal
  • Problemas sexuales
  • Consideraciones especiales

    Si está tomando medicamentos, siga estas indicaciones generales:

        
  • Tome los medicamentos como se le indique. No cambie la cantidad ni el horario.
  • Pregunte cuáles son los efectos secundarios que pueden presentarse. Infórmelos a su médico.
  • Hable con su médico antes de dejar de tomar cualquier medicamento de venta bajo receta.
  • Planifique con anticipación los reabastecimientos si los necesita.
  • No comparta los medicamentos de venta bajo receta con nadie.
  • Los medicamentos pueden ser peligrosos cuando se mezclan. Hable con su médico si toma más de un medicamento, incluidos productos de venta libre y suplementos.
  • Cuándo comunicarse con el médico

    Comuníquese con el médico o profesional especializado en salud mental si ocurre lo siguiente:

        
  • No se manifiestan los resultados esperados del tratamiento.
  • Se producen resultados inesperados.
  • Los efectos secundarios del fármaco le producen malestar.
  • Desea cambiar el medicamento.