Imagen de acupuntura en la muñeca La acupuntura es un antiguo tratamiento chino en el que se aplican agujas muy delgadas en puntos de presión del organismo. Los acupunturistas han usado este método para tratar diversas adicciones, incluso el alcoholismo y la adicción a la cocaína. Se cree que esta terapia alternativa también ayuda a las personas que intentan eliminar su adicción a la nicotina. No está claro cómo funciona exactamente la acupuntura. Se ha sugerido que la inserción de agujas causa la liberación de algunos neurotransmisores que juegan un papel en la adicción y abstinencia. ¿Podría ayudarle?

Si bien existen muchos estudios sobre la acupuntura, la evidencia es mixta. Por lo general, los investigadores comparan la acupuntura real con una versión "simulada", lo que significa aplicar las agujas para simular puntos de presión. Diversos estudios, incluso revisiones de ensayos, no han demostrado que este tratamiento sea beneficioso para personas que intentan dejar de fumar.

Sin embargo, algunos estudios han sido positivos. Por ejemplo, los investigadores descubrieron que los participantes de los estudios tenían más éxito cuando se agregaba acupuntura a un programa de educación sobre cómo dejar de fumar. En un importante análisis reciente de 33 ensayos que comparaban acupuntura simulada y real, los investigadores concluyeron que la acupuntura real puede ayudar a las personas a dejar de fumar durante un breve período de tiempo. Pero el tratamiento no resultó útil a largo plazo.

Si intenta dejar de fumar y le interesa probar la acupuntura, pida a su médico que le recomiende un acupunturista. También puede encontrar información en línea al buscar organizaciones profesionales, como Academia Estadounidense de Acupuntura Médica (American Academy of Medical Acupuncture). En general, la acupuntura es un tratamiento seguro con pocos riesgos.