hueso con osteoporosisLa prueba de densidad mineral ósea (DMO) es cada vez más accesible en los Estados Unidos, por lo que es más sencillo realizarse la prueba para la osteoporosis. Si bien la prueba DMO puede no ser apropiada para todos, para algunos puede representar una importante oportunidad de prevención.

Definición de osteoporosis

Al contrario de lo que se suele creer, tanto hombres como mujeres pueden padecer osteoporosis, pero es mucho más frecuente en las mujeres, en especial después de la menopausia. La osteoporosis debilita los huesos lentamente y pone a las personas en riesgo de sufrir fracturas. Como resultado, casi la mitad de las mujeres caucásicas y casi un cuarto de los hombres caucásicos mayores de 50 años sufren fracturas debido a la osteoporosis durante el tiempo de vida restante.

Las consecuencias pueden ser devastadoras. Las fracturas de la columna vertebral pueden provocar una postura encorvada, pérdida de estatura, dolor crónico y discapacidad, así como compresión del estómago o los pulmones. Las fracturas de cadera son todavía más peligrosas. Cada año, se producen más de dos millones de fracturas de columna vertebral, de cadera y de muñeca a causa de la osteoporosis, lo que causa dolor, sufrimiento, depresión, dificultad para desempeñarse y una reducción de la calidad de vida.

Promesa de prevención

Dado que la osteoporosis es una enfermedad silenciosa, la mayoría de las personas no saben que la padecen hasta que se fracturan un hueso. Sin embargo, hay una forma de obtener una advertencia a tiempo sobre el debilitamiento de los huesos que puede ayudarlo a hacer algo al respecto. Las máquinas que miden la densidad ósea pueden ayudar a predecir el riesgo de futuras fracturas. Las pruebas pueden detectar la osteoporosis antes de que ocurran fracturas, y las medidas preventivas también pueden ser de ayuda.

Cómo funcionan las pruebas de densidad ósea

La mayoría de los dispositivos que miden la densidad mineral ósea se basan en rayos X para tomar imágenes de los huesos. Por lo general, completar el procedimiento lleva menos de 15 minutos y lo expone a un quinto de la radiación utilizada en una radiografía de tórax estándar. Después, una computadora calcula los resultados de la prueba para determinar la densidad ósea.

Existen varios tipos de máquinas disponibles para evaluar la densidad ósea. Las máquinas más precisas, denominadas “máquinas centrales”, miden la densidad de la cadera, de la columna vertebral, del cuerpo en su totalidad o de una combinación de estas áreas. Por el contrario, las máquinas periféricas generalmente hacen mediciones en una única zona, como los dedos de las manos, la muñeca, la rótula, la tibia o el talón.

Recomendaciones acerca de la prueba DMO

Hable con su médico sobre los riesgos de padecer osteoporosis. Los hombres y las mujeres se deben evaluar de forma individual para determinar la necesidad de la prueba DMO. Las personas que presentan varios factores que los ponen en alto riesgo de osteoporosis se pueden beneficiar con una prueba temprana.

La Fundación Nacional de la Osteoporosis de los Estados Unidos recomienda que las siguientes personas se realicen la prueba DMO:

    
  • Todas las mujeres de 65 años en adelante
  • Todos los hombres de 70 años en adelante
  • Cualquier adulto que sufrió una fractura después de los 50 años
  • Las mujeres posmenopáusicas menores de 65 años, las mujeres perimenopáusicas y los hombres entre 50 y 69 años que presenten al menos una de las siguientes características:

    Factores de riesgo relacionados con el estilo de vida, por ejemplo:

        
  • Tabaquismo
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Estilo de vida sedentario
  • Bajo peso o poca ingesta de calcio
  • Factores de riesgo hereditarios, por ejemplo:

        
  • Origen caucásico
  • Antecedentes familiares de fracturas de cadera, en especial en los padres
  • Trastornos genéticos
  • Antecedentes personales fisiológicos de lo siguiente:

        
  • Caídas recurrentes
  • Fracturas previas durante la adultez
  • Condición de salud deficiente, por ejemplo, debilidad
  • Deterioro de la memoria o de la vista
  • Menopausia prematura
  • Algunas condiciones médicas, como la enfermedad de Crohn, la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple, la infección por VIH o la insuficiencia cardíaca.
  • El uso prolongado de ciertos medicamentos, como la hormonoterapia, los antiplaquetarios, los glucocorticoesteroides, los inmunodepresores o los inhibidores de la bomba de protones.
  • En la prueba DMO, cuanto menor es el resultado, o la puntuación T, mayor es el riesgo de sufrir una fractura. Si tiene dudas acerca del estado de la densidad de sus huesos, hable con su médico acerca de la detección de la osteoporosis. Es posible que evite futuras fracturas si se realiza las pruebas.