Anna no tenía síntomas cuando fue a una clínica del Condado de Wake, Carolina del Norte, a buscar sus pastillas anticonceptivas. Pero un examen de rutina reveló que la joven de 20 años de edad tenía clamidia. No tenía ningún síntoma pero a pesar de todo, le diagnosticaron una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

¿Qué es la clamidia?

La infección clamidial es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) curable provocada por una bacteria denominada chlamydia trachomatis. La infección puede propagarse durante el contacto sexual oral, vaginal o anal con una persona infectada. También puede ser transmitida de la madre al bebé durante el parto.

La clamidia puede causar problemas graves en mujeres y en bebés recién nacidos de madres infectadas. Los hombres también pueden infectarse con clamidia. Esta infección es una de las ETS más común en los Estados Unidos.

Síntomas

Debido a que la mayoría de las personas que padecen clamidia no tienen síntomas, usted puede tenerla y no saberlo. Aquellos que presentan síntomas pueden tener una secreción anormal de la vagina o el pene, o ardor al orinar. Estos síntomas pueden aparecer dentro de 1 a 3 semanas después de contraer la infección. Debido a que los síntomas pueden ser leves o inexistentes, es posible que una persona infectada con clamidia no se dé cuenta de que necesita tratamiento.

Complicaciones

Una complicación grave de la clamidia es la infertilidad. Esto sucede si la infección no es tratada y se propaga al útero o a las trompas de Falopio, lo que provoca una enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). Las mujeres que desarrollan EIP tienen una probabilidad reducida de quedar embarazadas debido a las cicatrices de las trompas de Falopio. El riesgo de infertilidad aumenta con cada episodio de EIP.

Para las mujeres embarazadas que estén infectadas con clamidia, existen complicaciones que pueden producirse durante el parto. Por ejemplo, al exponerse a C. trachomatis en el canal de parto, el bebé puede desarrollar conjuntivitis (una infección ocular) o neumonía. El parto pretérmino y el bajo peso al nacer también se han asociado con la infección clamidial. Por estos riesgos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan la prueba de detección de ETS a todas las mujeres embarazadas durante la primera consulta prenatal.

Los hombres también pueden experimentar complicaciones. Es posible que desarrollen una dolorosa afección denominada epididimitis, inflamación del epidídimo. El epidídimo es el tubo que transporta y almacena espermatozoides. Posiblemente, los hombres con epididimitis presenten una variedad de síntomas, que incluyen dolor y molestias en los testículos, inflamación del escroto, fiebre y escalofríos. Otra posible complicación es la uretritis, que afecta el tubo que transporta la orina fuera del cuerpo. Esto puede provocar problemas urinarios, al igual que otros síntomas como secreción del pene, sangre en el semen y dolor durante la eyaculación.

Además, la C. trachomatis puede provocar una inflamación del recto y una infección de la garganta producto del sexo oral con una persona infectada. La artritis reactiva es otra complicación menos común que implica articulaciones dolorosas e hinchadas.

Diagnóstico y tratamiento de la clamidia

Diagnóstico

La infección clamidial fácilmente se confunde con gonorrea porque los síntomas de ambas enfermedades son similares y pueden presentarse juntas. La forma más confiable para averiguar si la infección es clamidial es por medio de un análisis de laboratorio. Habitualmente, el médico enviará una muestra de pus de la vagina o el pene para someterla a un examen de laboratorio. Recibir el informe del laboratorio puede llevar varios días. Además, tiene a su disposición un análisis de orina que no requiere un examen pélvico ni la extracción de muestra con un hisopo del pene.

Tratamiento

Si está infectado con C. trachomatis, probablemente, el médico le recete un antibiótico, como azitromicina (que se toma durante un día solamente) o doxiciclina (que se toma durante siete días). Es posible que los médicos traten a las mujeres embarazadas con otros medicamentos (p. ej., amoxicilina).

Si usted tiene clamidia

Si usted sufre de infección clamidial tome las siguientes medidas:

    
  • No tenga relaciones sexuales durante siete días después de tomar un antibiótico de una sola dosis o hasta que haya terminado la dosis completa del medicamento.
  • Tome todos los medicamentos se le recetaron, incluso después de que los síntomas hayan desaparecido.
  • Si los síntomas no desaparecen después de terminar el medicamento, informe al médico.
  • Es muy importante que informe a sus parejas sexuales que usted sufre de clamidia con el fin de que puedan realizarse pruebas y obtener tratamiento. El médico puede aconsejarlo con respecto a lo que debe decir a su pareja.
  • Prevención y detección

    Usted puede disminuir sus probabilidades de contraer clamidia o de contagiar a su pareja utilizando correctamente condones de látex para hombres cada vez que tenga relaciones sexuales (oral, anal o vaginal). Si se infecta pero no padece síntomas, aún podría transmitir las bacterias a sus parejas sexuales sin saberlo. Por lo tanto, los CDC recomiendan que todas las mujeres sexualmente activas de 25 años de edad y más jóvenes se sometan a una prueba de detección de clamidia cada año, al igual que las mujeres de más de 25 años edad que tengan una pareja nueva o varias parejas sexuales. Además, si ha recibido tratamiento para la clamidia, debe repetir el examen después de tres meses para asegurarse de no estar infectado nuevamente.