La menopausia no indica el fin de la sexualidad femenina. De hecho, muchas mujeres encuentran que la intimidad aumenta en la mediana edad.

Hace varios años Judy Grant, una abogada de 52 años de edad, se dio cuenta que ya no estaba teniendo su periodo, su vagina estaba más seca de lo normal y que su excitación sexual fue tomando más tiempo. Comenzó a preocuparse de que su vida sexual pronto desaparecería.

Había escuchado que en la menopausia, las mujeres pierden el interés y habilidad para tener sexo. Pero desde que empezó a usar un poco de lubricante artificial y ajustó sus expectativas, ha encontrado que disfruta el sexo más que nunca. A ella le gusta especialmente el tiempo extra, su esposo y ella se la pasan acariciándose y abrazándose antes de que intenten llegar al orgasmo .

Como Judy, muchas mujeres temen que la menopausia indica el fin de su deseo sexual y placer. Este miedo viene de los estereotipos de los cuarenta y de que las mujeres mayores se ven poco atractivas y asexuales. Además, la pérdida de capacidad para tolerar a los niños podría confundirla con la pérdida de la capacidad de deseo sexual.

La realidad es que la necesidad y capacidad para tener relaciones sexuales satisfactorias no desaparece como una parte natural o irreversible del envejecimiento en mujeres u hombres. Según Paula Doress-Worters, coautora de The New Ourselves, Growing Older y The New Our Bodies, Ourselves , "no hay razón para pensar que las mujeres en mediana edad deban necesariamente tener problemas con la sexualidad."

Aunque la menopausia si trae cambios psicológicos que podrían disminuir el tiempo de respuesta y afectar la actividad sexual en una variedad de maneras, del 70% al 80% de mujeres no experimentan una reducción en la actividad sexual o en la satisfacción. Y para las que sí, hay soluciones efectivas y seguras.

La forma en cómo perciba y sobrelleve los cambios puede tener un impacto importante en su salud sexual y placer. Algunas mujeres tienen un despertar del interés sexual cuando ya no se preocupan por quedar embarazadas y los adultos o los niños mayores requieren menos tiempo y atención. Sin embargo, hay una variación individual tremenda en las experiencias de las mujeres.

Cambios en la Menopausia Que Podrían Afectar la Sexualidad

Los cambios psicológicos en la menopausia pueden a veces afectar la actividad sexual y el deseo en algunas mujeres. Los cambios podrían ocurrir en la lubricación, las paredes vaginales, la excitación , el orgasmo y el impulso sexual que hace el sexo menos cómodo y agradable.

Resequedad Vaginal y Dolor Durante el Coito

El problema más común es la resequedad vaginal, aunque sólo aproximadamente el 20% de las mujeres la experimentan. Las paredes vaginales también podrían volverse más delgadas y menos flexibles. La comezón, ardor, dolor y sangrado ocasionales podrían ocurrir durante el coito.

Los lubricantes a base de agua de venta libre, tal como el Astroglide y la jalea KY, pueden ayudar con la resequedad vaginal. No use lubricantes a base de petróleo tal como la Vaselina. Debilitan el látex en los condones y pueden causar infecciones vaginales. La vitamina E o las cremas hidratantes tales como Replens también pueden ayudar si se usan regularmente.

Si los lubricantes y las cremas hidratantes no son suficientes, las cremas de estrógenos vaginales, aros o tabletas son generalmente útiles.

Estimulación y Orgasmo

Algunas mujeres tienen pocos y menos intensos orgasmos cuando llegan a la menopausia. Podría llevar más tiempo y estimulación para excitarse. Para todas las mujeres, tener relaciones sexuales o masturbarse regularmente puede ayudar a incrementar la sensibilidad sexual y el placer. Mantienen los músculos que sostienen al útero, vagina y vejiga en forma e incrementan la lubricación. Los ejercicios de Kegel, contracciones del músculo pélvico cerca de la vagina, también pueden ayudar a fortalecer los músculos vaginales.

Deseo Sexual

La pérdida de interés en el sexo, temporal o a largo plazo, ocurre en algunas mujeres durante y después de la menopausia. Las posibles causas incluyen lo siguiente:

    
  • Fatiga
  • Estrés
  • Enfermedad
  • Problemas en la relación
  • Problemas psicológicos
  • Efectos secundarios de medicamentos
  • Cambios hormonales
  • Incomodidad de los cambios físicos de la menopausia
  • Los problemas en la relación tienden a ser la causa de la disminución del deseo sexual sólo cuando han habido dificultades actuales en la relación. Estas dificultades podrían ser exacerbadas por cambios en la menopausia. Si este es el caso, considere acudir con un terapeuta que se especialice en sexualidad.

    Si el problema es hormonal, el estrógeno podría ayudar. Sin embargo, generalmente su efecto es en cambios físicos, tal como resequedad vaginal y dolor durante el coito. No ha sido encontrada todavía una relación directa entre los niveles de estrógeno y el deseo para tener sexo.

    Un estudio en particular publicado en la revista Menopausia en septiembre/octubre de 2000, no encontró ninguna relación directa entre la disminución de los niveles de estrógeno y el deseo para tener sexo. En su lugar, los investigadores encontraron que los niveles hormonales, la salud y los cambios sociales asociados con el envejecimiento y los efectos mentales y emocionales de estar en un estado reciente de menopausia probablemente trabajan juntos para crear cambios en el deseo sexual de la mujer. Se necesitan estudios de más largo plazo para determinar si la disminuación de la producción de estrógeno afecta el funcionamiento sexual de una mujer mientras se aleja de la menopausia.

    Una disminución natural en la testosterona en la menopausia podría jugar un papel en el deseo sexual, aunque esto sigue sin comprobarse. La testosterona está disponible en píldoras, inyecciones y cremas, pero los efectos secundarios son una preocupación mayor.

    Aumento en la Intimidad

    Los cambios que ocurren en la edad mediana pueden proveer una oportunidad para explorar experiencias sexuales nuevas y diferentes. Los hombres también experimentan cambios, tales como la necesidad de tener más tiempo y estimulación para excitarse. Entre más lentos, más sensuales son los juegos preliminares que a menudo provocan un cambio grato para algunas mujeres.

    El enfoque elevado en la sensualidad, la intimidad y la comunicación puede ayudar a que una relación sexual se vuelva más gratificante que nunca. Hay muchas maneras de expresar su amor además del coito:

        
  • Abrazar, enlazarse, besar
  • Acariciar, tocarse, dar masaje, tomar baños sensuales
  • Estimulación manual
  • Sexo oral
  • Es más, las relaciones sexuales después de la menopausia, pueden ser satisfactorias si usted puede adaptarse a los cambios que ocurren.

    Una Nota Sobre el Control de la Natalidad y el Sexo Seguro

    Cuando está teniendo relaciones sexuales necesita seguir usando el control de natalidad hasta que no haya tenido un periodo durante 12 meses seguidos. Sin embargo, la protección contra las enfermedades de transmisión sexual , incluyendo VIH/SIDA, sigue siendo una preocupación. A menos que esté una relación monógama de mucho tiempo, asegúrese de usar un condón de látex masculino o femenino.