Shea Ralph fue jugadora del equipo de baloncesto femenino de la Universidad de Connecticut, de categoría nacional. Estaba corriendo a toda velocidad cuando intentó recibir un pase en un juego del torneo de la National Collegiate Athletic Association (NCAA).

"Keshea me dió un pase adelantado, pero se iba a salir de la cancha. Intenté detenerme sobre la pierna derecha y rebasar los límites para alcanzar el balón, girar y obtener una canasta. Cuando fijé el pie en el piso, la parte de la pierna debajo de la rodilla se detuvo, pero el resto de mi cuerpo siguió moviéndose. Sentí que la rodilla se desplazó. [El dolor] era continuo y agudo. Parecía que alguien me había apuñalado en la pierna y estaba moviendo el cuchillo en la herida."

Las jugadoras de baloncesto femenino, como Shea Ralph, y otros atletas están en riesgo de sufrir desgarros del ligamento cruzado anterior (LCA) . ¿Cómo ocurre esta lesión?

Conocimientos sobre las causas

Sue Bird (compañera de equipo de Ralph en ese momento) se desgarró el LCA mientras realizaba un movimiento de baloncesto de rutina. "Estábamos haciendo ejercicios en un simulacro de práctica de 3 contra 2. Tan sólo salté para hacer un tiro y mi rodilla dejó de funcionar. La pantorrilla se movió hacia la izquierda y los cuádriceps hacia la derecha. Sentí que se partía. No escuché el famoso ruido 'pop' que se supone que debe escucharse. Sentí un poco de dolor pero nada insoportable. Me levanté y salí de la cancha. Pensé que estaría bien, pero la RM mostró que me había desgarrado el LCA."

Los desgarros de LCA de Ralph y Bird representan las dos instancias más comunes de la lesión que afecta a las atletas: fijar el pie violentamente en alta velocidad, detención o cambio de dirección de alto impacto y un salto y freno de rutina que los jugadores hacen decenas de veces durante un juego o una práctica. La mayoría de las lesiones de LCA ocurren cuando se aterriza de un salto, en un recorte, al pivotear o con la desaceleración súbita, movimientos fundamentales del baloncesto.

Anatomía y funcionamiento del LCA

El LCA es el ligamento que se encuentra en medio de la rodilla y conecta el hueso del muslo (fémur) con la espinilla (tibia). Es un cordón amplio y grueso, aproximadamente, como el dedo índice de una persona. Junto con el ligamento cruzado posterior (LCP), el LCA proporciona el eje para la rotación de rodilla, lo que ayuda a mantener la rodilla estable y a evitar que el hueso del muslo se deslice hacia adelante o hacia atrás de la espinilla.

Formas de reconstruir el LCA desgarrado

Ralph y Bird se sometieron al mismo procedimiento quirúrgico para reconstruir el LCA. Se tomó un injerto del tendón patelar de la rodilla lesionada y se lo usó para el nuevo LCA. No obstante, en el caso de Ralph, debido a que ya le habían reparado el LCA anteriormente, el injerto del tendón fue tomado de la otra rodilla, saludable.

Ambas jugadoras informaron sentir rigidez inmediatamente después de la cirugía y pasaron dos semanas con un inmovilizador que mantiene recta la pierna lesionada. La rehabilitación empezó inmediatamente.

"Se trabaja mucho en el rango de movimiento", dice Bird. "Pude enderezar la pierna fácilmente, pero doblarla fue duro la primera vez. Podía llegar a noventa grados, pero después de ahí, tenían que empujarme y era muy doloroso." Bird también trabajó la tonificación muscular y el equilibrio, debido a que los músculos alrededor de la rodilla se habían desgastado.

Formas de proteger el LCA

Ralph ha hecho algunos ajustes para tratar de prevenir otra lesión de LCA, como distribuir el peso más equitativamente en ambos pies cuando brinca en seco. Debido a su tipo de cuerpo, ha tomado aún más precauciones. "Trabajé en doblar los pies hacia fuera y estar consciente de ello," explica. "También trabajé en mantener las rodillas hacia fuera, cómo brincar y aterrizar, cómo tirarme si me caía, cómo posicionar la pierna alguien cae sobre ella."

¿De qué otra forma se puede ayudar a prevenir una lesión de LCA? Se puede utilizar la pliométrica , un tipo de ejercicios de salto, para entrenar y fortalecer los músculos de la pierna. También puede hacer ejercicios de calentamiento, entrenamiento de fuerza para los cuádriceps e isquiotibiales, así como ejercicios de estiramiento para las piernas.