Usted no necesita un microscopio para ayudar a encontrar una cura para el cáncer, un par de zapatos para correr le servirán. Miles de personas, desde caminadores novatos hasta ciclistas profesionales están contribuyendo a la lucha contra el cáncer de mama, la artritis, la leucemia, el VIH/SIDA y otras enfermedades debilitantes. En los varios eventos de caridad que se llevan a cabo alrededor del país durante cualquier fin de semana, las personas también se retan a sí mimas para lograr un mejor acondicionamiento físico.

"Durante el recorrido conocí muchos voluntarios y corredores que estaban enfermos de SIDA... la carrera se convirtió más para ellos y menos para mi."
--ciclistas en Boston to New York AIDS Ride

Para empezar

"Existen muchos obstáculos para empezar o para continuar un programa de entrenamiento." explica el psicólogo del deporte y triatleta JoAnn Dahlkoetter, PhD. "Pero concentrar sus esfuerzos en una meta específica, por ejemplo, finalizar la Walk for Hunger, puede ayudarle a salir adelante de esos obstáculos."

Esther Kim, nutrióloga de 24 años de edad de Boston, está viviendo lo que el Dr. Dahlkoetter esta enseñando. Hace sólo dos meses, Kim estaba perdiendo rápidamente el interés por la misma vieja rutina de gimnasio, cuando escuchó acerca de las series del las Danskin para Mujeres. "Sonaba justamente como el tipo de reto físico que necesitaba, y lo que realmente me gusta de esto es que parte del pago de mi entrada va dirigido a la investigación para el cáncer de mama." Inspirada por su nuevo propósito, Kim regreso a hacer ejercicio con un entusiasmo renovado. Desde entonces, ella ha estado haciendo alguna clase de actividad física, ya sea natación , ciclismo, levantamiento de pesas , carreras , o tae kwon do, al menos cinco días a la semana.

Usted debe escoger acertadamente

La clave es escoger una meta que sea desafiante, pero alcanzable con un poco de trabajo y sudor de su parte. Por ejemplo, si a usted le gusta correr, pero se está aburriendo con la misma ruta de cinco millas, inscríbase en el programa de entrenamiento para la maratón de la Leukemia Society's Team in Training. En agradecimiento por participar en la recaudación de fondos, ellos le proporcionarán un programa de entrenamiento, expertos entrenadores, carreras en grupo y un equipo de camaradas atletas buscando alcanzar el mismo objetivo. Además, usted será emparejado con un "paciente honorable" que servirá como fuente de motivación y de apoyo durante el programa. Ahora, con una meta delante de usted y una red de personas detrás de usted, sentirá que la carrera realmente lo esta llevando a un lugar al que tal vez nunca pensó ir.

O tal vez usted está tratando de empezar una rutina regular de caminata, pero usted ha acumulado más excusas por las cuales ha dicho que el día de hoy no es un buen día para caminar, que excusas a favor de acumular millas con sus nuevos Reebok. Escoja una caminata por la caridad que tenga una distancia razonable, digamos tres o cuatro millas y que esté a seis semanas de distancia, e inscríbase. Entonces inscriba también a un amigo o vecino para que se una y establezcan un programa de entrenamiento. Empiece con una milla la primera semana y aumente media milla cada semana. Esperando todos los días junto con su compañero y con la fecha del evento acercándose, usted probablemente encontrará la inspiración para empezar a moverse.

Gracias a su dedicación para el triatlón a beneficio del cáncer de mam, Kim ha visto mayores resultados en su entrenamiento. "Antes de haber decidido entrar a esta carrera, yo sólo podía correr durante cinco minutos. Ahora, sólo ocho semanas después, corro hasta tres millas, que es la distancia que tengo que correr en la etapa final del triatlón," dice Kim. Dahlkoeter no está sorprendida por el éxito de Kim. "A menudo las rutinas de entrenamiento sin ningún punto final son sacrificadas por unas cuantas horas extras de sueño o una tarde enfrente de la T.V." Además el incentivo agregado de hacer el bien a alguien más, alguien al que tal vez le hubiera encantado patinar, nadar o andar en bicicleta, pero por falta de fuerza física para hacerlo puede inspirar hasta el más malo de los atletas a revitalizar sus rutinas de entrenamiento.

Vea la sección de Fuentes Adicionales de Información para tener más detalles sobre los diferentes eventos de caridad.

Haciendo la diferencia

Además del acondicionamiento físico, la velocidad y la fuerza que se desarrolla con el entrenamiento regular para alguna carrera en especial, los eventos de caridad tienen una dimensión agregada, la satisfacción de seguir pasos, literalmente, para hacer que la vida de alguien más sea mejor. Saber que al realizar algo que usted disfrutará, habrá contribuido a la búsqueda de la cura de la diabetes, puede ser algo muy fortalecedor. "Sin importar el nivel de habilidad, los atletas encuentran que competir en eventos de caridad puede proporcionar un saludable aliento a su confianza y autoestima, lo que agrega un propósito extra a su entrenamiento, y esto también se traslada a otras áreas de la vida." explica Dahlkoetter.

Un amor por el ciclismo y un deseo por recorrer un siglo inspiró a Chris Guarino, un asesor de pensiones de 33 años de edad, a inscribirse el año pasado al Boston to New York AIDS Ride. Al seguir un programa de entrenamiento especialmente diseñado durante cinco meses antes del evento, Guarino consistentemente incremento desde 100 hasta 250 millas en la bicicleta. Él también se las arregló para recaudar $2400 ($600 más que los $1800 obligatorios), de los cuales 75% fueron donados a caridades locales para el SIDA.

Aunque él alcanzó su meta de recorrer cien millas tres veces durante el curso de la carrera, lo que mas impactó a Guarino fue la magnitud de lo que él y los demás ciclistas lograron. "Durante la carrera conocí muchos voluntarios y corredores enfermos de SIDA, lo que hizo cada día más emocionante que el anterior; la carrera fue más por ellos y menos por mi." La experiencia de Guarino durante la AIDS Ride lo ha inspirado a continuar entrenando fuerte y a competir en otros eventos de caridad.

Luz de caridad

Si apoyar una buena causa le resulta atractivo, pero los meses de recavar fondos no, no cuelgue sus goggles aún. Existe una gran variedad de eventos así como atletas y aspirantes a atletas dispuestos a donar su sudor a favor de la ciencia. Por ejemplo, el Club In-Line de Boston, que dona una parte de las entradas y no requiere que los participantes recaudar fondos extra, los patrocinadores corren por todo New England para beneficiar a caridades como la American Heart Association, la Alliance for Better Childcare y la Make-A-Wish Foundation.

De hecho, muchas carreras donan el total de las entradas, así que revise su periódico local en busca de divertidas carreras, bailes de caridad, caminatas de caridad, natación de caridad y otros eventos similares. Pero considérese advertido, tales eventos se sabe que son adictivos. Usted podrá sentir un gran compromiso hacia sus entrenamientos, una verdadera conexión hacia las personas a las que están dirigidos los beneficios de la competencia y un elevado sentido de orgullo en sus logros.