Más de 50 millones de estadounidenses sufren de dolor crónico. Para las personas que sufren de dolor crónico ligero a moderado, el medicamento podría ofrecer alivio. Pero muchas personas sienten que pueden obtener control sobre su dolor a largo plazo a través de muchos métodos complementarios como la aplicación de calor o frío, música, relajación, ejercicio, meditación, acupuntura y actitud positiva.

"Para la extensa mayoría de las personas que padecen dolor crónico, no existen sólo intervenciones farmacológicas o físicas que pueden eliminar totalmente el dolor," dice el experto en control del dolor Dennis C. Turk, PhD, de la University of Washington (Seattle).

"El dolor es un padecimiento crónico, como la hipertensión o diabetes," explica el Dr. Turk. "Cuando usted padece un dolor crónico, necesita hacer más cosas por sí mismo. Esto va a llevarse mucho tiempo. Es mejor ayudarse y aprender el autocontrol y el manejo de su dolor."

Las Opciones

Además de los analgésicos tradicionales, los métodos que no utilizan medicamentos podrían ayudar a obtener ese control. Algunas técnicas (tales como la visualización y el uso de la aplicación de calor y frío) relajan los músculos, lo ayudan a dormir y lo distraen de sus síntomas. Otras técnicas, tales como la música, las películas y las rutinas de comedia grabadas, lo distraen de sus dolencias físicas, como si se relajara con un buen libro.

Aunque algunos remedios requieren un poco de habilidad o ayuda de otras personas, algunos requieren instrucción de un profesional. El Dr. Ronald Glick, es el director de la University of Pittsburgh Pain Evaluation and Treatment Center. El Dr. Glick recomienda que los pacientes busquen consejo de un especialista en dolor crónico que pueda coordinar todos los aspectos de control, incluyendo terapias físicas y técnicas psicológicas.

Aunque estas técnicas de alivio de dolor ayudan a muchas personas con dolor crónico, no son curas para el dolor.

Calor y Frío

"Lo más importante sobre el calor y el frío es que le da un sentido de control," dice el Dr. Turk. "Son cosas que puede hacer usted mismo para ayudar a aliviar el dolor, que pueden disminuir el estrés emocional."

Aplicación Directa

"El calor y el frío pueden ser bastante útiles para las personas con padecimientos musculoesqueléticos," dice el Dr. Turk. "Algo tan simple como una bolsa de chícharos congelados envueltos en una toalla puede ser una técnica útil de autocontrol que alivia la tensión muscular de la espalda, cuello y hombros."

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con sostener un paquete de hielo sobre un tobillo torcido o colocar una almohadilla térmica para un dolor de espalda. Pero los tratamientos con calor y frío se pueden utilizar de otras formas. El calor húmedo, que con frecuencia es más efectivo que el calor seco, se puede aplicar con una toalla caliente o remojada en una tina. Se puede sujetar un paquete de hielo con un vendaje elástico en su lugar. Un pequeño vaso de papel lleno de agua y conservado en el congelador se vuelve una excelente herramienta para el masaje de frío localizado, mientras que la toallitas de limpieza frías pueden cubrir un área más grande.

Tiempo

Aplique terapia de calor o frío durante periodos que no excedan los 15 minutos. Deje que el área regrese a la temperatura normal del cuerpo antes de volver a aplicar la terapia. Algunas personas obtienen alivio agregado alternando el tratamiento de calor con el frío. Otras personas aplican calor antes de hacer ejercicio y después de ello aplican hielo.

Protección a la Piel

Siempre coloque una toalla en la piel para evitar el contacto directo con el frío o calor. Nunca coloque directamente una almohadilla térmica sobre la piel y si la siente demasiado caliente, retírela. No combine el calor con analgésicos en presentación de ungüentos, tales como pomadas mentoladas y cremas con aspirina.

Relajación

La "respuesta a la relajación," es un término acuñado por Herbert Benson, MD, del Mind-Body Medical Institute en Boston. Es una selección de efectos fisiológicos beneficiosos relacionados con la relajación enfocada. Algunos de los cuales podría mitigar la percepción del dolor. Para mejores resultados, haga que la relajación sea una parte de su rutina diaria.

Existe un número de formas para invocar la respuesta a la relajación y muchos audiocasetes están disponibles para ayudar. Un enfoque popular es asumir una posición cómoda, respirar profundamente varias veces y después concentrarse en su respiración o en una palabra o sonido, mientras evita pasivamente la intromisión de los pensamientos.

Ejercicios de Relajación Muscular

La relajación progresiva es una técnica que podría ser efectiva tanto para los espasmos musculares como para la disminución del estrés.

"Las habilidades de relajación son útiles en la reducción de la tensión muscular y puede ayudar a disminuir la frustración y algo de estrés," dice Jennifer Markham, PhD, en la University of Pittsburgh Pain Clinic. La relajación progresiva de los músculos involucra el enfocar su atención en cada grupo de músculo hasta que se sientan pesados y relajados. Generalmente usted comienza en los pies y gradualmente avanza hacia arriba.

Ejercicios de Visualización

La visualización, que con frecuencia acompaña el control del dolor a través de la relajación, permite visualizar lo que le sería "dejar ir al dolor." Si conoce lo que causa el dolor (por ejemplo una punción en el nervio de la columna) la idea es visualizar la invasión del espacio de la columna vertebral que abre y libera el nervio dañado. Al invocar una variedad de sentidos, se puede transportar a su lugar favorito, como la playa o las montañas. La música, los sonidos de la naturaleza y las cintas de instrucción facilitan más a los principiantes escapar a un paraíso mental.

"Las técnicas de relajación han vuelto a dirigir su pensamiento acerca del dolor físico y en algo más," dice Penney Cowan, fundador y director ejecutivo de la American Chronic Pain Association. "Imaginar la playa, el sol sobre su cara y la calidez de la arena ayuda a desviar su mente de qué tanto le está doliendo la cabeza."

Biorretroalimentación

La biorretroalimentación ofrece una respuesta cuantificable a la relajación y técnicas de visualización. A través del uso de sensores conectados a una computadora, usted recibe indicaciones visuales o auditivas que indican un aumento en la tensión muscular, ritmo cardiaco y temperatura de la piel. Al usar esta retroalimentación, se capacita usted mismo para controlar las funciones corporales en las cuales normalmente no pensaría. La biorretroalimentación podría ser útil en el dolor crónico u otros padecimientos relacionados con espasmos o tensiones musculares, como algunos dolores de cabeza.

Ejercicio

Aunque podría no tener ganas de levantarse del sillón debido a que le duele mucho, hacer ejercicio dentro de los confines de sus limitaciones físicas puede disminuir el dolor. ¿Por qué? Las razones son complejas, pero una teoría prominente es que el ejercicio libera endorfinas, que son químicos naturales que alivian el dolor en su cerebro.

"El ejercicio es absolutamente crítico," dice el Dr. Turk. "El tipo de ejercicio dependerá del padecimiento, pero como regla general, entre más activo usted permanezca y entre más use sus músculos, en mejor situación usted se encontrará."

Un fisioterapeuta puede adaptar un plan de ejercicio inicial con base a su capacidad para hacer ejercicio y después gradualmente hacer recomendaciones para incrementar qué tanto puede hacer y por cuánto tiempo. Los expertos en el dolor recomiendan dar un paso a las actividades. Exagerar al hacerlas en buenos momentos puede ser algo que regrese a perseguirlo después. Está bien disminuir su ejercicio durante el rebrote del dolor, pero es importante regresar a su rutina de ejercicios tan pronto como se sienta mejor.

Acupuntura

La acupuntura es una forma de Medicina China. Involucra la introducción de diminutas agujas delgadas en la piel en puntos diferentes y muy específicos del cuerpo. Se ha demostrado que es efectivo para el tratamiento del dolor crónico de la espalda y algunas formas de dolor que son el resultado del daño en el nervio. Requiere varios tratamientos, generalmente entre 2 a 5 antes de que se pueda observar una respuesta. También los resultados de la acupuntura dependen en gran parte de las habilidades del acupunturista.

Meditación

Los beneficios de la meditación van más allá de la respuesta a la relajación. Los estudios que usan técnicas de resonancia magnética muestran que la meditación diaria podría ser una excelente herramienta en el combate del dolor crónico. Existe una variedad de técnicas de meditación diferentes y una persona debe elegir un estilo de meditación que sea cómodo para ella. La meditación no es una práctica religiosa y se puede realizar fácilmente en privado en la casa de la persona.

Hipnoterapia

La hipnosis no tiene nada que ver con las imágenes populares de las presentaciones en el escenario. Se utilizó por primera vez como una modalidad terapéutica hace más de 100 años. Es una técnica bien documentada que puede ser útil en el control del dolor crónico. Un terapeuta acreditado y capacitado la lleva a cabo. No se entiende completamente la forma exacta por la cual funciona la hipnosis. Ésta induce al estado de conciencia enfocada, la cual se sabe que alivia muchas formas de dolor.

Actitud y Comunicación

La forma en cómo piensa en sus dolores y malestares, su nivel de ansiedad y depresión , sus expectativas y su capacidad de afrontación determina qué tanto dolor usted siente. Las técnicas de modificación cognitiva y conductual ayudan a cambiar las actitudes y hábitos poco saludables que pueden desarrollar cuando el dolor es crónico.

Concéntrese en sus capacidades y encuentre placer en las cosas que puede hacer en lugar de insistir en actividades que se han vuelto difíciles debido a su dolor. Comuníquese con los miembros de la familia y explique cómo se siente. No espere que sus seres amados lean su mente.

"La psicología ayuda a las personas a entender que tienen cierto control, incluso si no tienen una varita mágica que haga desaparecer el dolor," dice el Dr. Markham. "Cuando se den cuenta de que tienen cierto control [sobre su dolor], les da esperanza."