Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Es posible desarrollar herpes genital con o sin los factores de riesgo listados a continuación. Sin embargo, mientras más factores de riesgo tenga, será mayor su probabilidad de ser infectado con herpes genital. Si usted tiene numerosos factores de riesgo, pregunte a su médico lo que puede hacer para reducir su riesgo.

Estudios han encontrado que los casos de herpes genital han seguido aumentando. Desde la década de 1970 hasta la década de 1990, el HSV-2, el virus que causa herpes genital, ha incrementado en un 30%.

Cualquier persona que sea sexualmente activa (cualquier persona que tenga cualquier contacto vaginal, oral, o anal con otras personas) puede contraerlo. Si una persona tiene herpes oral y practica sexo oral, es posible desarrollar herpes genital a partir de ese contacto.

Los siguientes factores pueden incrementar su riesgo de ser infectado con herpes genital:

Conductas/Estilo de Vida

    
  • Tener relaciones sexuales sin protección
  • Ser sexualmente activo a temprana edad
  • Haber sido sexualmente activo durante muchos años
  • Haber tenido varias parejas sexuales
  • Tener una pareja que esté infectada con herpes genital
  • Participar en actividad homosexual entre hombres
  • Sexo

        
  • Las mujeres (una da cada cuatro mujeres) son más propensas que los hombres (uno de cada cinco) a ser infectadas con herpes genital.
  • Factores Socioeconómicos

        
  • Adultos jóvenes     
  • La mayoría de nuevas infecciones ocurren en adolescentes y adultos jóvenes.
  • En adultos jóvenes, la infección por virus de herpes simple 1 (HSV-1) se está volviendo una causa más común de herpes genital.
  • Edad: 20-40
  • Factores de Salud

        
  • Infección por VIH
  • Historial de otras infecciones de transmisión sexual
  • Sistema inmune debilitado
  • Factores Externos

    Una vez que usted tiene herpes genital, algunos estudios sugieren que existen varios factores que pueden desencadenar el virus y hacerlo activo, incluyendo:

        
  • Estrés
  • Luz solar excesiva
  • Menstruación
  • Actividad sexual vigorosa