El herpes genital es una infección sumamente contagiosa causada por un virus. El herpes genital causa ampollas o úlceras llenas de líquido en la piel de los genitales (áreas dentro o alrededor de la vagina o del pene). La infección también puede causar úlceras en la abertura anal, en los glúteos o en los muslos, dentro de la vagina en el cuello del útero, o en el tracto urinario de las mujeres y de los hombres.

El virus del herpes simple (VHS) es la causa de esta infección. Existen dos tipos diferentes de VHS:

    
  • Virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1)
  • Virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2)
  • Por lo general, el VHS-2 es la causa del herpes genital. Sin embargo, también puede ser causado por el VHS-1, que es el virus que se asocia con el herpes oral ( aftas en la boca).

    EL VHS es una infección de transmisión sexual muy frecuente. Se transmite por el contacto de piel con piel, especialmente en lugares que son cálidos y húmedos. El virus entra en el organismo a través de un corte o abertura en la piel o a través de las membranas mucosas, el recubrimiento interno húmedo del tracto urinario (en el área vaginal) o del sistema digestivo que incluye la boca, el esófago, el estómago, los intestinos y el ano. Después el virus permanece en las células nerviosas de su organismo. El virus está todavía ahí, incluso si usted no tiene ningún síntoma del herpes genital. Ésta es una infección crónica que dura toda la vida con síntomas que irán y vendrán a lo largo de su vida. No obstante, la frecuencia o gravedad de la afección puede disminuir con el tiempo.