Definición

Los ventrículos son la cámara inferior mayor del corazón. Son los responsables de mover la sangre a los órganos y tejidos del cuerpo. En la fibrilación ventricular, los ventrículos del corazón se contraen de una manera rápida y caótica. Como resultado, se bombea poca sangre o nada desde el corazón. A menos que se proporcione ayuda médica inmediatamente, la fibrilación ventricular conllevará a colapso cardiovascular y muerte súbita.

Flujo sanguíneo a través del corazón

flujo sanguíneo en el corazón

Los ventrículos son un área inferior roja.

© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Las causas de la fibrilación ventricular incluyen:

    
  • Flujo sanguíneo inadecuado al corazón a causa de enfermedad de las arterias coronarias (CAD)
  • Tejido cicatrizado dentro del corazón debido a una lesión previa, como un ataque cardiaco (infarto de miocardio)
  • Insuficiencia cardiaca congestiva (ICG)
  • Infección del músculo cardiaco (miocarditis)
  • Shock
  • Descarga eléctrica
  • Ahogamiento
  • Temperatura corporal peligrosamente baja (hipotermia)
  • Desequilibrio de electrolitos (p. ej., niveles muy bajos de potasio o magnesio en la sangre)
  • Medicamentos que afectan las corrientes eléctricas del corazón (p. ej., bloqueadores del canal de sodio o de potasio)
  • Oxígeno atmosférico bajo
  • Factores de riesgo

    La fibrilación ventricular está asociada más comúnmente con CAD. Los factores que pueden incrementar el riesgo de padecer CAD también aumentarán el riesgo de padecer fibrilación ventricular.

    Los siguientes factores incrementan sus probabilidades de desarrollar fibrilación ventricular. Si tiene alguno de estos factores de riesgo, informe al médico:

        
  • CAD
  • ICG
  • Trastorno del ritmo cardiaco (es decir, arritmia), especialmente latidos ventriculares prematuros múltiples
  • Previo ataque cardiaco
  • Previa fibrilación ventricular
  • Hipertensión
  • Diabetes
  • Tabaquismo
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Abuso de drogas
  • Estrés
  • Colesterol elevado (dislipidemia)
  • Obesidad
  • Dietas ricas en grasa
  • Un historial familiar de enfermedades cardiovasculares
  • Edad avanzada
  • Síntomas

    La fibrilación ventricular ocurre sin previo aviso. Cuando ocurre, los síntomas pueden incluir:

        
  • Pérdida de la conciencia en un lapso de segundos
  • Colapso repentino
  • Convulsiones
  • Pérdida de color en la piel
  • Pupilas dilatadas
  • No se puede detectar pulso, latidos cardiacos, o presión arterial
  • Diagnóstico

    Se sospecha de fibrilación ventricular cuando una persona se colapsa repentinamente y no se le puede detectar pulso o latidos cardiacos. Se confirma el diagnóstico mediante un electrocardiograma (ECG). La ECG registra la actividad del corazón al medir las corrientes eléctricas a través del músculo cardiaco.

    Tratamiento

    La fibrilación ventricular se debe tratar como una emergencia extrema y el tratamiento se debe administrar dentro de un lapso de 4-6 minutos.

    Resucitación Cardiopulmonar (CRP)

    La RCP es una combinación de respiración de rescate y compresiones de pecho. La CPR es un procedimiento temporal que puede ayudar a mantener el flujo de sangre al cerebro, corazón, y otros órganos vitales hasta que esté disponible personal médico capacitado para proporcionar tratamiento más avanzado.

    Desfibrilación

    En la desfibrilación, se usa un aparato electrónico para administrar una descarga eléctrica al corazón. La descarga eléctrica ayuda a restablecer los ritmos normales de contracción del corazón. Un desfibrilador externo automatizado (AED) es un aparato portátil de desfibrilación. La mayoría de ambulancias llevan AEDs. También se encuentran frecuentemente en muchos lugares públicos, como complejos deportivos.

    Se debería realizar la desfibrilación en cuanto esté disponible el equipo.

    Medicamentos antiarrítmicos

    Los medicamentos antiarrítmicos, como la miodarona, lidocaína y procainamida, pueden ser administrados de manera intravenosa con intentos de resucitación continuos cuando la persona sigue bajo fibrilación.

    Si el ritmo cardiaco se estabiliza por desfibrilación, se pueden administrar medicamentos antiarrítmicos para mantenerlo.

    Desfibrilador Cardioversor Implantable

    Se puede colocar de manera quirúrgica un desfibrilador cardioversor implantable (ICD) en el pecho para ayudar a prevenir la fibrilación ventricular. Un ICD monitorea continuamente el ritmo del corazón. Si detecta un latido anormal, envía de manera automática impulsos eléctricos para restablecer el ritmo normal del corazón.

    Desfibrilador Cardioversor Implantable

    Imagen de Nucleus

    © 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

    Si se le diagnostica fibrilación ventricular, siga las instrucciones de su médico.

    Prevención

    Para ayudar a reducir sus probabilidades de contraer fibrilación ventricular, tome las siguientes medidas:

        
  • Disminuya su riesgo de CAD:     
  • Comer una dieta saludable, una que sea baja en grasas saturadas y rica en granos enteros, frutas y verduras.
  • Haga ejercicios con regularidad.
  • Si tiene sobrepeso, adelgace.
  • No fume. Si fuma, deje de hacerlo.
  • Evite o limite su consumo de cafeína, alcohol, y otras sustancias que pueden contribuir a arritmias o enfermedades cardiacas.
  • Evite el estrés innecesario, y trate de controlar o manejar situaciones estresantes que no se pueden evitar.
  • Si una persona está en riesgo de fibrilación ventricular, se puede colocar quirúrgicamente un desfibrilador cardioversor (ICD) en el pecho para ayudar a prevenir la fibrilación ventricular. Además, se pueden administrar medicamentos antiarrítmicos para prevenir un futuro episodio.